SOCIEDAD

Los mellizos, a un instituto

“Sólo espero que los chicos no hayan visto nada”. Roberto Klein no deja de pensar en sus pequeños sobrinos de 11 años (mellizos) desde que se descubrió que los padres de los menores, Ricardo Klein y Miryam Kowalc-zuk, fueron descuartizados e incinerados por sus otros hijos mayores. Ahora permanecen alojados en un instituto, a la espera de una decisión judicial que determine a quién corresponde la guarda.
Los mellizos vieron cómo la policía se llevaba detenidos a sus hermanos Karen (hija de Ricardo) y Leandro (hijo de Miryam). “Los profesionales del instituto les explicaron lo que pasó con sus padres”, se lamenta Roberto.
“Nosotros somos cinco hermanos y estamos viendo si alguno se puede hacer cargo de ellos; si no, estaremos a la espera de que alguna buena familia los adopte. Nosotros igual seguiremos dándoles amor. Esta situación no es fácil para nosotros”.

Redacción de Perfil.com