SOCIEDAD EL ULTIMO SALIO AYER DEL PENAL DE RIO

Los siete rugbiers ya están libres y reclaman que la causa “se acelere”

Deben quedarse en Brasil mientras dure el proceso, y denuncian “saña” por parte de la Justicia local. Otro jugador confesó el golpe.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

Los siete rugbiers argentinos del club Los Cedros presos en un penal carioca tras una pelea en un bar ya están fuera de la cárcel y “todos juntos” en Río de Janeiro, acompañados por sus familiares directos y “esperando que mañana se reanuden las actividades tras el feriado de Semana Santa para unificar los pasos a seguir”, según confirmó a PERFIL Ernesto Ibarra, hermano de uno de ellos, que además viajará a Brasil para sumarse al contingente.
Los jóvenes están bajo libertad condicional, con su documentación retenida, y deberán permanecer en Brasil a disposición de la Justicia durante el tiempo que demore el proceso –que, según informaron, podría demorar entre seis meses y un año y medio–, por lo que sus familiares y amigos en Buenos Aires organizan acciones para pedir justicia y ayuda para ellos (ver aparte).
Los deportistas y sus allegados reclaman que están siendo “discriminados y tratados con saña” por las autoridades brasileñas “por el hecho de ser extranjeros”, ya que el caso sufrió varias dilaciones y giros desde que se produjo la detención de los jóvenes, el 10 de marzo (ver aparte), y que los argentinos son, hasta ahora, los únicos imputados.
A las 21.30 del sábado, salieron del penal Fermín Ibarra, Ignacio Iturraspe y Matías Tapia Gómez, los tres jóvenes que habían sido bajados de un avión con destino a Buenos Aires –al que habían subido con el hábeas corpus autorizado, acompañados por el cónsul argentino en Río– y encarcelados el jueves a la madrugada, acusados de intento de fuga por la fiscalía. El último en salir, ayer por la tarde, fue el capitán del equipo, Patricio Velázquez, que había quedado preso junto a Adrián de Donato, Tomás Fernández y Hernán González el 11 de marzo, porque su hábeas corpus había sido rechazado por “errores ortográficos”.
En los videos presentados como prueba por los abogados, quedó claro que ninguno de los siete fue quien golpeó en la mandíbula al comisario carioca Gustavo Rodrigues. En tanto, el joven que se reconoció como autor tras las pericias, que también pertenece al equipo de rugby de Los Cedros, “ya se puso a disposición de la Justicia brasileña” y “su confesión fue incorporada a la causa varios días antes de los hábeas corpus”, dijo a PERFIL Juan Ignacio Borgoño, integrante del plantel.

Organizan pedidos de ayuda
Con el apoyo de Red Solidaria, familiares y amigos lanzaron una movida para ayudar a los siete argentinos rugbiers detenidos en Brasil. A través de las acciones, buscan juntar fondos necesarios para los jóvenes del club Los Cedros, que aún no tienen permitido volver, y mientras tanto deben mantenerse y pagar por su cuenta los honorarios de los abogados, además de las dificultades por no poder volver a sus trabajos y estudios en el país. Los pedidos de apoyo también se propagaron en las redes sociales, donde en las últimas horas los usuarios difundieron mensajes con los hashtags #InjusticiaEnBrasil y #Liberen-ALos7.
“Queremos que vuelvan pronto a casa. Pedimos al Gobierno que intervenga”, dijo Juan Carr.



Clara Fernandez Escudero