SOCIEDAD PUESTA A PUNTO CON POLEMICA

Luego de estar 18 meses cerrado por obras, el Teatro San Martín reabre el 25 de mayo

Los trabajos incluyeron la renovación del hall central, las tres salas y los camarines, entre otras áreas que estaban deterioradas. El primer anuncio lo había hecho Macri en 2010.

Lista. La Sala Martín Coronado, que ya está terminada, reinaugurará la actividad del complejo.
Lista. La Sala Martín Coronado, que ya está terminada, reinaugurará la actividad del complejo. Foto:gcba

Cuando la Sala Martín Coronado vuelva a encender sus luces para la función especial de La farsa de los ausentes, dirigida por Pompeyo Audivert, el próximo 25 de mayo, habrán pasado casi 18 meses desde que el Teatro General San Martín cerró sus puertas para acelerar la última etapa de las obras de refacción y remodelación que, no exentas de polémica, llevaron casi siete años desde su primer anuncio.

Tras varias idas y vueltas (ver aparte), su reapertura estaba prevista para marzo de este año, pero ahora, según confirmó a PERFIL el propio director del complejo teatral, Jorge Telerman, el día señalado –al que se llega, según el mismo Telerman había dicho a los medios, “cortando clavos”– es esa fecha patria, en la que el teatro reabrirá su hall central y las tres salas al público, que podrá recorrerlo y disfrutar de un show especial.

A la hora de reclamar por su reapertura, los empleados del teatro, sus artistas y el público hicieron desde aplausazos, abrazos simbólicos y sentadas en la puerta de Corrientes al 1500 hasta encendidos discursos en pos de que se terminaran las obras y las puertas del complejo se abrieran.

Una vez finalizados los trabajos encarados entre 2014 y 2015, que incluyeron la renovación de la sala de ensayos del ballet contemporáneo y de las salas Leopoldo Lugones, Casacuberta y Martín Coronado, en diciembre de 2015 se tomó la decisión de cerrar el teatro para acelerar los tiempos de obra y encarar en 2016 la etapa final de las refacciones en el complejo.

Durante ese tiempo, los trabajos realizados en el TGSM se llevaron adelante a “telón abierto”, en respuesta al requerimiento de la comunidad artística y de los

gremios que componen el personal del teatro. Bajo estas condiciones, el San Martín continuó en actividad como centro operativo del Complejo Teatral Buenos Aires, sin la posibilidad de cortar los servicios de agua, electricidad e incendios. Esa es la principal causa, según sus responsables, de la demora en los tiempos de obra.

Puesta a punto. La última fase de tareas desarrolladas durante 2016, ya con el teatro cerrado, implicó la recuperación y adecuación tecnológica de los ámbitos principales del teatro, halls, camarines, sanitarios, circulaciones verticales y horizontales y demás sectores técnicos.

Mientras que en las principales salas del teatro se colocaron alfombras y retapizaron butacas, se modernizó el sistema eléctrico y de señalización y se renovaron los revestimientos acústicos con su correspondiente tratamiento ignífugo, entre otros trabajos.

“La obra del Teatro San Martín fue muy compleja. Todo se realizó respetando la estructura original del teatro. Se renovó todo el ‘sistema nervioso’ que les da vida y movimiento a las salas con la mira puesta en que el teatro pueda brindar un servicio de excelencia por los próximos cincuenta años”, aseguró a PERFIL Franco Moccia, ministro de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad, la cartera a cargo de las obras.



Temas: