SOCIEDAD

Más de 3000 personas fueron evacuadas por la crecida del río Paraná

Chaco y Corrientes siguen sufriendo el impacto de la inundación, la mayor de los últimos 16 años.

Foto:Télam.

Cerca de 3.000 pobladores de Chaco y Corrientes se encontraban hoy evacuados como consecuencia del avance de la creciente del río Paraná, cuyo pico llegaría en las próximas horas, informaron hoy organismos oficiales.

El director de Defensa Civil de Corrientes, Eulogio Márquez, confirmó que en pocas horas estará "llegando el pico máximo de la crecida sobre el puerto de Corrientes", donde el hidrómetro marcó los 6,85 metros al mediodía, a sólo 15 centímetros del nivel de evacuación. Márquez precisó que el avance de las aguas provocó la autoevacuación de un gran número de familias en varios barrios capitalinos como el Virgen de los Dolores, Itatí y Cristo Obrero, entre otros.

"En total, tenemos a unas 170 familias asistidas por la creciente", dijo el titular de Defensa Civil de Corrientes, por lo cual se estimó que el número de evacuados en esta provincia ya superaba el millar de personas.

El panorama era especialmente complicado en la villa turística de Paso de la Patria, donde el Paraná ya superó en 31 centímetros el nivel de evacuación, establecido en los 7 metros. Hoy los evacuados en esa villa turística eran 16 familias, aunque ese número se iría incrementando con el correr de las horas.

En Itatí, en tanto, el río se había estancado en los 7,92 metros, más de cuarenta centímetros por encima del nivel de evacuación, por lo cual 56 familias debieron salir de sus viviendas.

A diferencia del resto de los puertos, en la zona de Ituzaingó e Isla Apipé, situada en cercanías a la represa hidroeléctrica de Yacyretá, el nivel del río empezó a decrecer a razón de dos centímetros cada tres horas, posicionándose en los 4,80 metros a las 12 del mediodía.

La situación en Chaco. El gobernador Jorge Capitanich visitará mañana las zonas afectadas por la crecida del río Paraná y el riacho Barranqueras. En esa provincia eran unos 1.800 vecinos los que debieron ser evacuados, ya que solo en las últimas horas ascendió a medio millar las personas que tuvieron afectadas sus viviendas.

"El número de evacuados ha crecido bastante por esta crisis hídrica, por lo que ya estamos asistiendo a entre 1.700 y 1.800 personas", dijo a DyN la directora de Defensa Civil del Chaco, Analía Acosta.
El río Paraná llegó a los 6,85 metros este mediodía sobre el puerto de Barranqueras, más de 20 centímetros por encima del nivel de evacuación, lo que motivó que nuevos grupos familiares deban ser rescatados de sus hogares y alojados en establecimientos escolares que funcionan como albergues.

"Se han ido rescatando a otras personas de las zonas bajas de Antequera, donde ya tenemos a 35 familias evacuadas, así como en el zona del paraje Tres Bocas de Puerto Vilelas, donde muchas personas han abandonado sus hogares", aseveró la presidenta de la Administración Provincial del Agua (APA), Cristina Magnano.

La preocupación radicaba en que el río mantenía una tendencia creciente en esta zona, con un promedio de un centímetro cada tres horas, por lo cual las autoridades provinciales estimaban que el pico de la crecida podría llegar entre la noche del lunes y la madrugada del martes próximo.

"Esta es una crecida con un comportamiento diferente a las anteriores, porque el río Iguazú que solía crecer rápidamente y luego bajar con la misma velocidad, ahora se mantiene estable con un nivel muy importante de agua", analizó Magnano.

"El río se está aplanando y quizá no se llegue al pico de 7,40 metros que había pronosticado el Instituto Nacional del Agua (INA)", consideró, aunque advirtió que "todo depende de cómo evolucione la situación entre este lunes y martes, y de cómo se vaya soltando el agua desde la represa de Yacyretá".

El ministro de Salud Pública del Chaco, Antonio Morante, encabezó hoy una recorrida para constatar la situación sanitaria en las zonas riberas de Colonia Benítez, Isla del Cerrito y Puerto Vilelas, las más afectadas por la crecida en esta provincia.

"Recorrimos uno por uno los puntos que delimitamos para el operativo integral de asistencia a la población costera y pudimos confirmar que la situación sanitaria está controlada y los equipos de salud están funcionando en orden", afirmó Morante, y agregó que hasta hoy "no se registraron casos de urgencias o emergencias en ningún puesto".

 


Redacción de Perfil.com