SOCIEDAD LE PEGARON UN TIRO EN LANUS


Matan a un hincha de Boca cuando volvía de los festejos en el Obelisco


Foto:Cedoc Perfil

Agencias El día del hincha de Boca no podía terminar peor: un joven que había participado del descontrolado festejo en el Obelisco porteño fue asesinado de un disparo cuando regresaba a su casa, en el partido bonaerense de Lanús. Pablo Rafael Ruiz tenía 19 años. Fue alcanzado por un disparo efectuado desde una camioneta en movimiento que escapó a toda velocidad. El ataque ocurrió a la 1.30 de la madrugada pasada, en cercanías de la estación Lanús. Ruiz había bajado de una formación del ferrocarril General Roca junto a otros simpatizantes que habían participado de la multitudinaria convocatoria en el microcentro porteño, en la que hubo graves incidentes con la Policía Federal. Según fuentes policiales, a unos 200 metros de haber abandonado la estación Lanús y con dirección a la de Remedios de Escalada, la formación se detuvo por razones que se investigan. “Quiero que se investigue a las autoridades del ferrocarril para que expliquen cuál fue el motivo por el cual estuvo detenido más de media hora el tren entre las dos estaciones”, dijo el padre del joven asesinado. El hombre contó que a su hijo le dispararon “desde una Ford Ranger roja con letras blancas” y dijo que el tirador “tenía puesta una musculosa”. Ruiz recibió dos disparos. Pocos minutos después del ataque fue trasladado al hospital Gandulfo, de Lomas de Zamora, donde murió a raíz de las heridas sufridas. “A mi hijo le pegaron un tiro en el pecho y cuando intentaba cubrirse le pegaron otro en la nuca”, reconoció el padre. Si bien los investigadores no pudieron determinar el motivo del ataque, una de las hipótesis es que el homicida identificó en el interior del tren a varias personas vestidas con los colores de Boca y disparó contra la formación sin apuntarle a nadie en particular. Lorena, prima de la víctima, estaba con él cuando ocurrió el ataque. La joven declaró como testigo en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 5 de Lomas de Zamora, y recordó que el ataque “fue repentino”. Dijo que los disparos partieron “desde una camioneta”. Y reclamó Justicia



Redacción de Perfil.com