SOCIEDAD DRAMA EN BERISSO

“Me pegó, abusó de mí y me obligó a tener sexo con otros”

Clara Ferrer estuvo 17 días secuestrada en la casa de un presunto dealer, ahora prófugo. Fue rescatada gracias a un mensaje que logró enviarle a su mamá vía Facebook.

Calvario. Clara asegura que el hombre que la secuestró la golpeó y la obligó a “tomar cocaína”.
Calvario. Clara asegura que el hombre que la secuestró la golpeó y la obligó a “tomar cocaína”. Foto:Telam
Una joven de 18 años, que permaneció más de 17 días cautiva en la casa de un presunto dealer que está prófugo y que fue rescatada gracias a un mensaje de auxilio que logró enviarle a su madre por Facebook, aseguró que el hombre que la raptó la amenazó de muerte, abusó de ella, la obligó a consumir drogas, la golpeó y la hizo mantener relaciones sexuales con otras personas.
  Clara Ferrer contó a la prensa que todo comenzó la madrugada del domingo 5 de febrero, cuando salió de un boliche con una amiga y se dirigieron a Plaza Moreno, en La Plata.
  Allí, las jóvenes conocieron a dos hombres, uno de ellos identificado como Pablo Reinoso, quien las invitó a subirse a su auto y luego las llevó a su casa de Berisso, junto con un amigo.
  “Fuimos ahí. Mi amiga se fue con el otro hombre y yo me quedé con Pablo, que me ofrecía droga, me pedía que tome cocaína. Después le dije que no quería más, que quería ir a mi casa. Me amenazó, me pegó, abusó de mí y me obligó a tener relaciones con otras personas. Todos esos días me obligó a tomar cocaína”, manifestó Clara.
  Según la joven, el calvario se extendió varios días, ya que su captor la drogaba constantemente bajo amenazas con un arma, la golpeaba y la obligaba a mantenerse tendida en una cama, donde le tiraba baldazos de agua y luego hacía pasar a hombres para que abusaran sexualmente de ella.
  “Estuve todo el tiempo tomando cocaína obligadamente, desde ese día hasta el día que me socorrió mi mamá. No me daban de comer, no me dejaban bañar, cada vez que iba a tener relaciones con otras personas me tiraban baldazos de agua, me obligaban a tener relaciones con otras personas con las que yo no quería estar y mucho más grandes”, agregó la chica.
  Sobre el momento que fue rescatada de la vivienda del captor, la joven relató que pudo acceder a un iPad que habían dejado cargando en la casa y que entró a una cuenta de Facebook que estaba abierta, desde la cual le escribió a su madre para pedirle que la fuera a buscar.
  La madre de Clara, Cecilia Ferrer, contó a la prensa que la tarde del pasado martes recibió por el chat de Facebook un mensaje de una persona desconocida que le pedía ayuda y le decía que estaba cautiva.  
“Yo sabía que era mi hija por su forma de escribir”, aseguró la mujer, quien de inmediato fue a la seccional décima de La Plata y pidió que la ayudaran a rescatar a su hija.
“Eran ya las once de la noche y fuimos a la casa, el agente le preguntó si conocía a Clara Ferrer y dijo que no, lo negó. Pero el policía empieza a gritar desde la puerta: ‘Clara, ¿estás acá?’. Y en eso se escucha que ella grita: ‘Acá estoy, ma’ y baja corriendo por la escalera semidesnuda. A todo esto, el tipo empuja al oficial, lo hace caer y se va corriendo”, recordó la mujer.
Desde entonces, el sindicado captor permanece prófugo de la Justicia, que lo acusa de “privación ilegal de la libertad”, a pesar de que ya se realizaron varios allanamientos en barrios de Berisso para encontrarlo, según informó el fiscal a cargo de la causa, Alvaro Garganta.
En la vivienda de Reinoso, donde Clara estuvo cautiva, situada en las calles 14 y 162, de Berisso, la policía secuestró un revólver calibre 32 sin proyectiles.

R.P.