SOCIEDAD EVENTO UNICO

Miembros de la realeza y políticos se reunieron en la gala del Colón

Hubo 1.200 invitados y 1.300 miembros de seguridad en la apertura de la asamblea del Comité Olímpico, reunido en Buenos Aires para elegir la sede de los juegos 2020. Tango y glamour en una noche especial.

Fue creado hace 105 años para ser el escenario lírico más importante de Latinoamérica, pero fue el deporte el que logró que las cámaras de todo el mundo se posaran sobre la alfombra roja del Teatro Colón. La 125ª Asamblea del Comité Olímpico Internacional (COI) convocó en el primer coliseo a príncipes, mandatarios y deportistas de elite.

El objetivo es inaugurar las sesiones que determinarán cuál será la sede de los juegos en 2020, pero para los organizadores es también una oportunidad de mostrar Buenos Aires al mundo.

A metros del Hotel Hilton en Puerto Madero, la carpa de prensa reúne desde el jueves a cerca de 2 mil periodistas de todo el mundo. Los más entusiasmados fueron los provenientes de alguna de las tres ciudades candidatas: Madrid (España), Tokio (Japón) y Estambul (Turquía).
Cada una de las ciudades trajo consigo una delegación de más de cien personas, que incluyeron a sus figuras más reconocidas. Asistieron además 115 miembros del máximo organismo deportivo amateur.

Una de las primeras personalidades en llegar a Buenos Aires fue el príncipe español Felipe de Borbón junto con Letizia. La princesa japonesa Akiko de Mikasa también llegó para dar apoyo a la candidatura de su ciudad.

La delegación real se completó con la princesa Ana de Inglaterra, Nora de Lichtenstein, Alberto de Mónaco, Federico de Dinamarca, el príncipe jordano Faisal Bin Al Hussein y el emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al-Thani.
La ceremonia comenzó a las 19 en punto y los invitados disfrutaron de Adiós Nonino de Astor Piazzolla, a cargo de la orquesta sinfónica del teatro.

Durante algunas horas, el Teatro Colón fue uno de los lugares más custodiados del mundo, o por lo menos del país: el Ministerio de Seguridad de la Nación dispuso más de 1.300 efectivos de distintas fuerzas nacionales, más de uno por cada uno de los 1.200 invitados.

Solamente la Policía Federal aportó 700 agentes. A ellos se le sumaron 350 de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, 155 de la Prefectura Naval y 100 de Gendarmería.

Los integrantes del COI y las personalidades principales de las diferentes delegaciones comenzaron a trasladarse hacia el Colón cerca de las 17, custodiados en todo momento por “cápsulas de seguridad” (compuestas por varias motos, vehículos, un grupo de apoyo táctico y un móvil sanitario). Recibieron este trato especial 19 personas, que para la organización deben tener la misma protección que cualquier jefe de Estado.

Si el operativo no fue aún mayor es porque algunos mandatarios participaron de la cumbre del G20 en Rusia y recién llegarán hoy a nuestro país. Por Estambul, se espera que arribe el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, y por España el presidente Mariano Rajoy.



GUSTAVO AJZENMAN / PATRICIO NAVARRA / CLAUDIO CORSALINI