SOCIEDAD FUE LA 42ª EDICION


Miles de personas participaron ayer de la peregrinación anual a Luján

.

Llenos de fe. En la tarde de ayer, miles de personas formaban una columna durante la caminata.
Llenos de fe. En la tarde de ayer, miles de personas formaban una columna durante la caminata. Foto:Telam
Como cada año, miles de fieles comenzaron ayer la 42ª peregrinación a Luján, en una nueva celebración a la Virgen. En grupos o solos, en familia o entre amigos, hasta acompañados por sus mascotas, y cargados de promesas e intenciones, los peregrinos se convocaron una vez más para unir con su fe los 60 kilómetros que separan la localidad porteña de Liniers de Luján.

“A las 4 de la tarde, se veía una columna compacta de miles de personas que caminaban sin espacio entre ellas”, graficaron los organizadores. El día soleado acompañó. El año pasado, los participantes sumaron más de 2 millones de personas.

“Durante la peregrinación me siento pueblo, no conozco al que está al lado, pero vamos para el mismo lugar”, dijo a la agencia Télam monseñor Juan Carlos Ares, quien dio la bendición a los miles de peregrinos en la partida, en Liniers. “Es un mundo de gente, de todas la edades, cantando, bailando, rezando, tomando mate, nunca estás sola. Es emocionante ver tanta gente movilizada”, expresó por su parte Virginia, una mujer de 41 años que caminaba por segunda vez junto a otro grupo de 35 mujeres.

Este año, también, el pulso de la peregrinación pudo seguirse en las redes sociales, tanto Facebook como Twitter e Instagram, donde se compartieron experiencias, fotos y videos durante el recorrido –que dura en promedio 15 horas para quienes lo hagan completo–, agrupados en los hashtags #Lujan2016 y #Caminemosjuntos.

Hoy, tras la llegada de la columna principal de peregrinación a la Basílica, el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, oficiará una misa a las siete de la mañana, junto a los obispos de la región, en la plaza Belgrano.