SOCIEDAD


Molina: "O frenamos la cultura de la violencia o estamos en el horno"

El titular del Sedronar, la oposición y referentes del Poder Judicial reclaman acciones del Estado y la sociedad. El efecto contagio preocupa a las autoridades. Cuántos son los casos registrados.

Rosario: David Moreira, tras recibir la paliza que le causaría la muerte dos días después.
Rosario: David Moreira, tras recibir la paliza que le causaría la muerte dos días después.
Foto:Gentileza La Capital

El titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), el padre Juan Carlos Molina, advirtió que "o frenamos la cultura de la violencia o estamos en el horno", al opinar sobre los casos de linchamientos a ladrones ocurridos en los últimos días.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

"Hoy estamos generando una cultura de violencia que tenemos que poder frenar rápidamente. El linchamiento te convierte en un asesino y te convierte en un vengador, mínimo. O frenamos la cultura de violencia o estamos en el horno", sentenció el sacerdote. Asimismo, Molina calificó la situación como "terrible" y "dramática", pero reiteró que cuando se trabaja "sobre la cultura del miedo, sobre la cultura de que todo está mal", se genera "una cultura de la violencia".

La seguidilla de casos de "justicia por mano propia" que se registra en los últimos días en diversos puntos de país encendió luces de alerta en la sociedad y provocó advertencias de dirigentes políticos de la oposición, que reclamaron una mayor presencia del Estado, sobre todo en materia de seguridad. Uno de los casos más graves se registró días pasados en Rosario, donde murió un joven de 18 años después de agonizar a raíz de las heridas que le provocó una paliza de vecinos.

La acción conocida como "linchamiento" tuvo su réplica en las últimas horas en la Ciudad de Buenos Aires, donde en el barrio de Palermo un grupo de personas se turnó para castigar a un carterista, que quedó malherido por el ataque de los transeúntes enfurecidos. También hubo casos similares en otros puntos del país. Hoy se produjeron dos nuevos casos: en La Rioja, un asaltante recibió una brutal paliza antes de que interviniera la Policía y en Córdoba un ladrón fue capturado por la gente. En total, este "efecto contagió" o "imitación", que preocupa a las autoridades ya suman un total de nueve casos en nueve días.

También hubo episodios similares en Río Negro, La Rioja y otros puntos del país, en un efecto contagio o "imitación" que está preocupando a las autoridades. Hoy se sumaron dos nuevos casos en Córdoba y La Rioja

Ante esta situación, el diputado nacional Sergio Massa, líder del Frente Renovador, consideró que esas reacciones "aparecen porque hay un Estado ausente" y remarcó que "la sociedad no quiere convivir con la impunidad". El ex intendente de Tigre señaló que esos casos de justicia por mano propia "tienen que ver con los mensajes que se dan desde el Estado", por lo que afirmó que "el mensaje debe ser que 'el que las hace las paga' y no que da todo lo mismo".

Desde la Justicia, el fiscal de la Cámara del Crimen porteña Ricardo Sáenz reconoció hoy que "la inseguridad" y "la ausencia del Estado" son algunas de las causas de los casos de "justicia por mano propia" contra ladrones ocurridos en los últimos días, que consideró como "una manifestación de la violencia que se vive en la sociedad".

"Espero que no sea una tendencia. Es una arista nueva de la inseguridad" que "lo hace un problema cada vez más complejo" porque "es volver a un estado anterior a la existencia del Estado", indicó el fiscal. En declaraciones radiales, Sáenz evaluó que "es una manifestación de la violencia que estamos viviendo en la sociedad, generada por la inseguridad. Es impotencia de la gente ante la inseguridad que la aqueja y ante la ausencia del Estado. Esto no es más que la manifestación de la ausencia del Estado".

Por su parte, la socióloga y diputada por Proyecto Sur-UNEN Alcira Argumedo señaló que el castigo a manos de civiles está basado en el "hartazgo" derivado de la "impunidad", que se fue "acumulando y alimentando". Esto es "una luz roja que indica que acá hay que frenar", dijo la legisladora, en lo que definió como "llamados de atención que existe un proceso de degradación del tejido social". En cuanto al efecto réplica del fenómeno explicó que se trata de "una especie de trance, ya que cada uno individualmente no lo haría, pero que da cuenta de una desprotección ante la impotencia que genera la imposibilidad de apelar al Estado".

A la par, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner aludió este lunes a los hechos de violencia y pidió dejar "de lado todas las voces que convocan a 'la noche de los cristales rotos'", en alusión al ataque nazi contra los judíos en 1938, al tiempo que reclamó convocar "a la paz, la concordia y el entendimiento".

Sobre el origen de esa denominación hay dos versiones. Una dice que por deberse a un alcalde irlandés, James Lynch Fitzstephen, que cerca del 1500 hizo ahorcar a su hijo después de acusarlos de un asesinato. La otra versión refiere a Charles Lynch, juez del estado de Virginia (EE.UU.), quien en 1780 ordenó la ejecución de un grupo de conservadores sin permitir el juicio.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • justicia por mano propia
  • linchamientos
  • barrio de Palermo
  • Sergio Massa
  • Alcira Argumedo
  • Jorge Capitanich
  • Cristina Fernández de Kirchner
  • Ricardo Sáenz