SOCIEDAD ENTRADERA MORTAL EN ROSARIO

Motochorros matan a un joven y balean a su padre

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

Un joven de 22 años fue asesinado de un balazo, y su padre, herido por dos motochorros que intentaron asaltarlos cuando ingresaban un auto al garaje de su casa, en la ciudad de Rosario.

El caso ocurrió ayer a la medianoche en la calle Lima al 800, cuando Rubén Enrique Bertini, un empresario agroindustrial de 49 años, llegaba a su casa a bordo de su Toyota Etios gris y fue sorprendido por dos ladrones armados.

Bertini había tomado un recaudo por temor a los robos: antes de llegar, llamaba a su hijo Mariano para que le abriera la puerta de la cochera. Lo mismo hizo ayer, cuando los motochorros aprovecharon la maniobra e intentaron asaltarlos.

Uno de los ladrones logró meterse dentro de la cochera. Mariano intentó impedir que entrara a su casa, por lo que comenzó una pelea a la que se sumó el padre. Pero el ladrón sacó un arma y comenzó a disparar. Uno de los tiros impactó en la cabeza del joven, que murió de manera instantánea. Otros proyectiles hirieron al empresario en la pelvis y el muslo.

Sin concretar el robo, los delincuentes escaparon en la moto y Rubén Bertini fue trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, donde permanece internado fuera de peligro. Algunos vecinos presenciaron el hecho y otros escucharon los gritos de la pelea, que duró pocos segundos.

Fuentes de la investigación indicaron a PERFIL que creen que se trató de un hecho “al voleo”.
En tanto, los delincuentes aún no fueron identificados. “Creemos que se trató de una entradera. Los ladrones pasaban por allí y aprovecharon que estaban abriendo la cochera”, indicó Ademar Bianchini, fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos de Rosario.

“Esperamos tener resultados de las cámaras de seguridad, analizar las declaraciones de los testigos y el resultado de pericias”, agregó el fiscal que pudo hablar con Bertini, aunque aguarda que su estado de salud mejore para poder tomarle declaración.

 Desde abril se cometieron 128 entraderas, indicaron fuentes judiciales a PERFIL. La modalidad, que era poco común en Rosario, se incrementó en los últimos meses, en coincidencia con el desembarco de Gendarmería en los barrios para combatir el narcotráfico.



C.D.L.