SOCIEDAD TRES DE FEBRERO


Murió porque su mujer se negó a que reciba una transfusión de sangre

José Alberto López fue baleado en un intento de robo en Tres de Febrero. Su esposa pertenece a los Testigos de Jehová.

0729_hospital_ramon_carrillo_g
0729_hospital_ramon_carrillo_g
Foto:Cedoc
Un hombre fue baleado en un intento de robo en Tres de Febrero, y murió luego de que su mujer se negara a que reciba una transfusión de sangre por ser ella, miembro de los Testigos de Jehová.

José Alberto López fue abordado por delincuentes que quisieron robarle su camioneta en la entrada de su vivienda de dicha localidad bonaerense.

Uno de los ladrones se aproximó al vehículo para exigirle que se lo entregue, y fue en ese momento donde la víctima de 57 años movió sus manos para desabrocharse el cinturón de seguridad y recibió el disparo. Los asaltantes se dieron a la fuga. 

La bala ingresó en la región intercostal izquierda de López. Fue trasladado de urgencia al hospital Ramón Carrillo de Ciudadela. Allí, los médicos que lo recibieron quisieron realizarle una transfusión de sangre pero, según dijeron en la Justicia, no pudieron hacerlo porque el hombre formaba parte de los Testigos de Jehová.

La esposa del paciente fue quien firmó la documentación que acreditaba que los médicos no habían sido autorizados a practicarle transfusiones. Por su parte, el hermano de la víctima expresó so bronca e indignación por lo sucedido ya que según él, su familiar directo no pertenecía a los Testigos.

Polémica. Los Testigos de Jehová no aceptan las transfusiones de tejido hemático por cuestiones religiosas, y para ello sostienen que tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento se les ordena abstenerse de la sangre.


Redacción de Perfil.com