SOCIEDAD

Niegan que el Papa vaya a canonizar a una víctima de la dictadura

Un sacerdote aclaró que Bergoglio no fue el responsable de iniciar los trámites para la canonización de Carlos Murias, asesinado en 1976.

Foto:Cedoc

Después de la polémica por el pasado del exarzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio -entronizado como el 266º Papa de la Iglesia católica- durante la última dictadura, trascendió una supuesta iniciativa del ahora Papa Francisco, en torno a la canonización de un cura franciscano, secuestrado y asesinado por grupos de tareas paramilitares.

Según publicara el diario italiano La Stampa, el padre Carlos Trovarelli, ministro provincial de los Frailes Menores Conventuales en Argentina y Uruguay, aseguraba que el Sumo Pontífice había iniciado las gestiones para la canonización de Carlos Murias, asesinado en 1976 en El Chamical, La Rioja.

"No existe ningún fundamento para suponer que un sacerdote desaparecido en la dictadura sería el primer beatificado por el Papa Francisco. Jamás hice semejante declaración", afirmó en un comunicado el propio Trovarelli, quien cuestionó la publicación de "información errónea" orientada a "generar innecesarias polémicas u opiniones".

"No corresponde a ninguna verdad conocida por mí el hecho de que hubiese sido deseo del 'propio Jorge Bergoglio' (mientras se desempeñaba en la arquidiócesis porteña) la referida beatificación y, además, de que lo hubiese expresado antes de ser elegido como Papa", agregó el sacerdote, en un comunicado difundido por la Agencia Informativa Católica Argentina.

Trovarelli también desmintió que Bergoglio fuera el responsable de iniciar los trámites de canonización de Murias. "De hecho ha sido público el inicio de esta causa, es decir, la apertura de la Investigación Diocesana del Presunto Martirio de los Siervos de Dios Carlos de Dios Murias, Gabriel Longeville y Wenceslao Pedernera, por parte del obispo de La Rioja, Mons. Roberto Rodríguez", detalló.

El sacerdote aseguró que "la única intervención conocida por mí del entonces cardenal Bergoglio" en el tema fue "la firma de un beneplácito otorgado a la diócesis de La Rioja para que pudiera ésta dar inicio a la investigación diocesana; firma que corresponde a uno de los tres grandes requisitos necesarios para tal fin y que se realiza siempre con la discreción del caso".  


Redacción de Perfil.com