SOCIEDAD TRAGEDIA EN LAFERRERE

“No estaba borracho”, dijo el policía que estrelló el móvil contra una casa

Además justificó que realizó una mala maniobra para evitar chocar contra una parada de colectivos en la que había gente.

Foto:Cedoc Perfil

Agencias
El oficial de policía que el jueves pasado se incrustó con el patrullero contra una casa y aplastó a un hombre que estaba durmiendo en su interior, en la localidad de Laferrere, declaró que circulaba a alta velocidad porque estaba acudiendo a un alerta por un robo. Además justificó que realizó una mala maniobra para evitar chocar contra una parada de colectivos en la que había gente.

Diego Pereyra, oficial del Comando de Prevención Comunitaria Sur y con ocho años en la fuerza, fue indagado por el fiscal de La Matanza, Fernando Quiroga. Lo acusan por “homicidio culposo agravado por tratarse de un vehículo de una fuerza pública”.

Fuentes judiciales aseguraron que el fiscal Quiroga solicitó, tras la indagatoria, que continúe detenido. Pereyra le dijo al fiscal que no consume drogas ni alcohol, y que en la policía nunca le dieron una instrucción de manejo de vehículos como la Toyota Hilux que conducía. “No estaba borracho”, aseguró. Respecto del accidente, explicó que estaba acudiendo a un alerta por el robo a un hombre que circulaba en moto. El fiscal tiene acreditado que ese hecho existió y que lo investiga un fiscal de Morón.

Según los peritajes al sistema de seguimiento que poseen todos los móviles, la camioneta que se accidentó tuvo una velocidad final de 48 kilómetros por hora en el momento en que impactó contra el frente de la casa de La Bastilla y Del Campo, donde dormía Damián Villalba (31).

Además, los informes que recibió el fiscal Quiroga señalan que en el momento previo al impacto la camioneta llegó a circular a una velocidad máxima de 69 km/h, cuando el máximo por calles urbanas es de 40. Sobre el choque contra el frente de la casa, dijo que realizó una mala maniobra al buscar “acomodar la camioneta”, ya que había golpeado contra un cordón, y que en ese momento observó que más adelante había una parada de colectivos en la que había gente esperando. “Dijo que quiso evitar un mal peor y que jamás se imaginó que detrás de la pared que había chocado había un hombre durmiendo”, explicó un vocero consultado.



Redacción de Perfil.com