SOCIEDAD HABLAN LOS ROSARINOS SOBREVIVIENTES DEL ATENTADO

“No hay forma de entender que un sueño se transforme en pesadilla”

Los argentinos recordaron a las cinco víctimas. “Lloraremos por siempre a nuestros amigos”, dijeron. El lunes por la madrugada llegan al país.

Dolor. Barjkovic, Banchini, Benvenuto y Trevisán, durante la conferencia de prensa que dieron en la sede del Consulado argentino.
Dolor. Barjkovic, Banchini, Benvenuto y Trevisán, durante la conferencia de prensa que dieron en la sede del Consulado argentino. Foto:TELAM

“Si hay un lugar donde no queríamos estar y un texto que no queríamos escribir, es éste. Aquí estamos llenos de dolor”. Con esas palabras, los cuatro argentinos que sobrevivieron al ataque terrorista del martes en Nueva York, se mostraron juntos por primera vez para recordar a sus amigos fallecidos con un emotivo comunicado.

En una conferencia de prensa realizada en el Consulado argentino en esa ciudad, Iván Brajkovic, Guillermo Banchini, Ariel Benvenuto y Juan Pablo Trevisán –Martín Marro permanece internado (ver aparte)– se mostraron visiblemente emocionados, pero enteros, a la hora de recordar a sus amigos, pedir porque la “paz venza al odio” y porque se respete su dolor, para despedir a sus amigos. “No hay forma de entender que se arrebaten vidas así, que un sueño se transforme en pesadilla, duele, como nunca había dolido. Es intransferible la experiencia por la que pasamos. Hemos sobrevivido y hemos visto partir a nuestros amigos. ¿En qué se ha transformado el mundo? Cómo alguien puede planear y ejecutar una cosa semejante, no nos entra en la cabeza, y si hay algo que no queremos es más muertes, ojalá se haga justicia, ojalá no se vuelva a repetir”, leyó Banchini.

En la carta, los rosarinos agradecieron el apoyo recibido tanto por sus compatriotas, como por personas de otros países, además de resaltar la carta que les dedicó un periodista norteamericano, donde destacaba la amistad de los argentinos, y que se viralizó en las redes; así como la foto de los ex compañeros del Politécnico de Rosario en el aeropuerto. “Es verdad que nos alentaba un fuerte sentido de fraternalidad, es un rasgo de Argentina. Las amistades duraderas y solidarias. Llegamos hasta aquí empujados por ese sentimiento, que nos acompañó siempre hasta ahora. Somos adultos, padres, esposos. Lloraremos por siempre a nuestros amigos”, culminaba el corto pero sentido texto. Tras un  abrazo, se retiraron.

El lunes a la madrugada, ellos, los familiares de las víctimas y los cuerpos llegarán a Ezeiza en un vuelo de Aerolíneas Argentinas, desde donde serán trasladados en un cortejo fúnebre hasta Rosario.

La noticia de la muerte de Hernán Mendoza, Diego Angelini, Alejandro Pagnucco, Ariel Erlij y Hernán Ferruchi conmovió al mundo. Los diarios más importantes de Estados Unidos pusieron la foto de los amigos partiendo en el aeropuerto, con sus remeras con la inscripción “Libre” en sus portadas, y en todas partes se destacó su amistad: ese viaje, que habían planificado tanto, era para celebrar los 30 años de su egreso del “Poli”, el colegio donde forjaron ese vínculo tan fuerte. Casi todos se dedicaban a la construcción, y varios trabajaban juntos. Brajkovic, por ejemplo, es ingeniero y presidente de un grupo constructor donde también trabajaba Pagnucco. Benvenuto, arquitecto –él filmó el video donde se los ve juntos en las bicicletas–, era socio de Mendoza.

El miércoles, sus ex compañeros los homenajearon con un acto en el colegio. “Gente buena, todos padres de familia. Muy amigos entre ellos, se juntaban los viernes a comer asado, y cada dos años con toda la división”, recuerda Carina, una ex compañera. El viernes iban a tener la fiesta por los 30 años con el resto de las divisiones del colegio. Ayer, amigos de los rosarinos propusieron que en Rosario, el día del amigo sea el 31 de octubre.

El trágico hecho ocurrió el martes cuando fueron arrollados mientras andaban en bicicleta, por la camioneta que conducía Sayfullo Saipov, un uzbeko radicalizado e inspirado en el Estado Islámico.

Ayer, antes de la conferencia, el cónsul Mateo Estremé recibió en el aeropuerto a los familiares de Alejandro Pagnucco. El jueves ya lo habían hecho las familias de Ariel Erlij y Diego Angelini. En tanto, los familiares de Hernán Mendoza y Hernán Ferruchi dieron un poder al cónsul para avanzar con los trámites.

El lunes, desde Nueva York, el presidente Mauricio Macri homenajeará a las víctimas, junto al gobernador santafesino Miguel Lifschitz.

Martín Marro sigue internado y espera el alta

Martín Ludovico Marro continúa su recuperación en el hospital estadounidense Presbyterian y tras despertar de la sedación, el jueves pasado, recibió la peor noticia. Su esposa le informó que cinco de sus amigos habían fallecido en el atentado de Nueva York, del que él había sobrevivido.

Mariana Dagatti, su esposa y también rosarina, junto con los otros sobrevivientes le contaron lo que había pasado el martes pasado cuando un hombre de 29 años ingresó con una camioneta a la bicisenda y atrapelló a los rosarinos y a otras personas. “Era la noticia que había que darle”, contó a la prensa el cónsul general argentino en Nueva York, Mateo Estremé.

Además, relató que Marro “tiene vagos recuerdos de lo que sucedió” y que deberá permanecer unos días más internado.

Marro está casado y tiene dos hijos pequeños. En 2011 se instaló en Estados Unidos y vive en Boston. Según indica su perfil de Linkedin, es licenciado en Biotecnología por la Universidad Nacional de Rosario y se doctoró en Genética Molecular en el Centro Internacional de Ingeniería Genética y Biotecnología en Italia.

El recibió en su casa a su grupo de amigos de la Escuela Politécnica de Rosario que habían organizado viajar para festejar los 30 años de egreso de la secundaria. Luego, ya en Nueva York se iban a encontrar con Guillermo Banchini, otro miembro del grupo.



J. Hagelstrom / N. Galan