SOCIEDAD PROTESTA

Nuevo paro de colectiveros tras otro ataque a un chofer durante un robo

Siete líneas paralizaron de inmediato el servicio luego que le robaran y agredieran a un trabajador.

Choferes de diferentes líneas adhieren al paro tras el asesinato de un colectivero en la zona sur del conurbano bonaerense.
Choferes de diferentes líneas adhieren al paro tras el asesinato de un colectivero en la zona sur del conurbano bonaerense. Foto:DyN

Los choferes de colectivos de seis líneas que recorren localidades del sur del Gran Buenos Aires implementaron este sábado otro paro en reclamo de seguridad y para repudiar un nuevo ataque contra un trabajador a quien un grupo de asaltantes le robó sus pertenencias y golpeó salvajemente.

La víctima, según delegados de la UTA en la empresa Micro Ómnibus Quilmes (MOQSA), era un trabajador de 25 años a quien los atacantes agredieron. El muchacho, explicaron, "había levantado turno e iba a tomar servicio en Alpargatas, lo interceptaron en el semáforo, le abrieron la puerta, le robaron todo, su ropa, le rompieron la cabeza y una mano".

El chofer, añadieron en diálogo con Crónica TV, "llega acá y se desploma, no podía hablar". En ese marco, los trabajadores señalaron que detectaron que "tenía un corte y sangre en la cabeza". "Lo único que pudo decir fue 'me robaron', lloraba y estaba desesperado", relató uno de los colectiveros que recibió a su compañero tras sufrir el asalto.

Ante ello, los compañeros lo llevaron de urgencia a una sala de emergencias del barrio, en Berazategui, donde recibió asistencia médica. Luego, dijeron, se realizaba una reunión de delegados con policías para que garanticen la seguridad en la zona, especialmente en la madrugada. Los trabajadores paralizaron de inmediato el servicio en los recorridos que cumplen las líneas 159, 219, 300, 372, 584, 603 y 619

"Las zonas calientes sabemos que son las de los boliches, las de donde venden paco", añadió uno de los colectiveros y remarcó que "la cosa se pone peor cuando ocurren estas cosas tan violentas en las que atacan a un compañero". 

El jueves pasado hubo un paro de 62 líneas de colectivos de la zona sur luego que asesinaran a Carlos Sánchez, de 41 años y padre de cinco hijos, quien cuando llegaba en el colectivo 514 sin pasajeros a la terminal en Claypole, recibió un disparo en la cabeza al quedar en medio de un tiroteo.