SOCIEDAD CÓRDOBA


Murió de un infarto en la fiesta clandestina organizada por su hija

El hombre vivió un episodio de tensión al intentar sacar a 600 adolescentes -de entre 13 y 16 años- de su casa.

Fiesta Clandestina
Fiesta Clandestina Foto:Gentileza La Voz del interior

Un hombre murió de un infarto al querer desalojar de su casa a cerca de 600 adolescentes que participaban de una fiesta organizada su propia hija. El hecho ocurrió en Villa Allende, provincia de Córdoba. Para poder entrar a la vivienda, los chicos pagaron una entrada de diez pesos.

El dueño de la vivienda donde se realizó una fiesta privada masiva falleció en medio de la tensión que sufrió cuando quería echar a los asistentes, de entre 13 y 16 años. La propiedad está ubicada  en calle Rosa de los Vientos, en la zona alta de barrio Villa Allende Golf, según consignó el medio local La Voz del Interior.

La multitudinaria reunión despertó las quejas de los vecinos y llegaron efectivos de Seguridad Ciudadana y de la Policía. "Nosotros hemos hecho las averiguaciones. Aparentemente esta chica le pide la casa al padre para organizar una fiesta. No era un cumpleaños común, habían invitado por Facebook a una cantidad de gente", expresó el intendente de Villa Allende, Eduardo Romero.

"Un vecino llama al padre a decirle que había mucha gente. Otro vecino llama a Seguridad Ciudadana y empieza a levantar un acta, porque es una fiesta clandestina. En ese interín llega el padre y empieza a evacuar a los chicos, que empiezan a cantar no nos vamos nada y al padre le da un ataque y pasa lo que pasó", agregó el funcionario.

Personal de servicio de emergencia médica trató de reanimar a la víctima durante 45 minutos, sin resultado positivo.