SOCIEDAD DISCULPAS SOLO POR TWITTER

Padres se agrupan para reclamar por el show de Justin Bieber

Armaron un grupo de Facebook para presentar una demanda conjunta. Asociaciones de consumidores también denuncian.

Foto:Juan Obregon

Un centenar de padres iniciarán esta semana una demanda conjunta a la productora Fenix Entertainment Group, por los daños materiales y morales causados a sus hijas –y a sus bolsillos– tras la suspensión del recital del artista canadiense Justin Bieber, que se presentó en el país el fin de semana pasado en el marco del Festival Z.En Buenos Aires, casi no cantó en su segunda presentación.

La indignación de los padres de las “beliebers” (fanáticas del cantante), copó esta semana redes sociales y asociaciones de consumidores. En parte, por los precios que pagaron por las entradas del show no consumado (en algunos casos superaron los $ 1.500), sumados a la desilusión de las fans.

También influyeron las repercusiones que tuvieron las andanzas nocturnas del artista (ver recuadro), que generaron más bronca entre los padres que no se quedaron conformes con la excusa del malestar estomacal alegadas.


Ante la situación, Laura Luis, mamá de Huilén (23) decidió abrir un grupo de Facebook para conectarse con otros padres: “Beliebers estafadas” sumó cientos de adhesiones y la semana próxima 140 padres presentarán una carta documento conjunta para ir a mediación con la empresa.

“Cuando fui a buscar a mi hija me generó impotencia ver chiquitas llorando abrazadas a sus padres que no podían calmarlas”, recuerda Laura. Su hija tenía una entrada vip de $ 1.600. Quieren que les devuelvan la plata, pero también “que nos paguen el daño moral”, dicen. Muchos padres llegaron del interior, y al costo de la entrada le suman los traslados y alojamientos.

Daniel Goldschläger cuenta los posters de Justin Bieber que su hija Antonia (13) tiene en su cuarto: son diez. El domingo su mujer fue con sus dos hijos al show en River, por lo que compró tres entradas de $ 300.

“No me gusta que se incumpla lo asumido, yo compré una entrada, pero la empresa no cumplió con el contrato. Tampoco me gustó que mi hija estuviera tan desconsolada durante dos días”, dice Daniel, que no descarta recurrir a un reclamo legal para el reintegro del dinero. Para él, “hubo una ambigüedad en la lectura del espectáculo; es cierto que el festival se hizo, pero la gran mayoría fue a ver a Justin Bieber”.

Esa fue la respuesta oficial que dieron tanto Fenix como Topshow (a cargo de la venta de tickets). “Iniciando a las 16:30 hicieron su presentación Fabián Manuk, Owl City, Cody Simpson, Carly Rae Jepsen. A esa altura habían transcurrido más de cinco horas de música, alegría y fiesta, inclusive los fans desafiaron a la lluvia con gritos, canciones y baile. Luego de transcurrida aproximadamente una hora de la performance del último artista del Z Festival, Justin Bieber, el artista se vio imposibilitado de continuar con el concierto”, reza el comunicado que emitieron y que hasta el momento es la única respuesta oficial.

Según pudo saber PERFIL de fuentes de la empresa, se irán respondiendo los reclamos a medida que se analice cada situación. Y dijeron que ya recibieron cartas documento. Sin embargo, ante la demanda de que el nombre de Bieber era el único que figuraba en las entradas, sostienen que en cualquier festival del mundo siempre se pone al artista más destacado.

Esa explicación no convence a Nicolás Calviño, cuya hija de 10 años fue con su mamá al sector vip. “Topshow me envía por mail el comunicado de Fenix, que había varios artistas, pero cuando yo compro la entrada sólo dice Justin Bieber”, explica.

Las asociaciones de consumidores dicen que los reclamos recibidos superan cualquier registro previo. Desde la Unión de Consumidores de Argentina radicaron una denuncia en la Dirección de Defensa del Consumidor porteña contra Fenix y Topshow, al considerar que “hubo un cumplimiento parcial del contrato, por eso nuestra posición es la restitución de las entradas”, explica su presidente Fernando Blanco Muiño.

“La ley de defensa del consumidor le reconoce al contrato de espectáculo una relación de consumo, y corresponde cumplimiento total de las obligaciones. El espectáculo debe completarse”, agrega Blanco Muiño. En tanto, Justin Bieber se limitó a escribir en su cuenta de Twitter un pedido de disculpas a sus fans argentinas pero no dio indicios de que fuera a reprogramar el show.



Josefina Hagelstrom