SOCIEDAD CONFLICTO

Pasajera argentina denunció que fue acosada en un vuelo de Air France

Ocurrió en octubre en un avión de París a Buenos Aires. El sindicato de la aerolínea francesa cuestionó el trato que se le dio a la tripulación.

El incidente ocurrió en un vuelo de Air France.
El incidente ocurrió en un vuelo de Air France. Foto:Wikipedia

Una pasajera argentina denunció que en pleno viaje de Air France desde París con destino Buenos Aires su compañero de asiento se masturbó en pleno vuelo. El hecho ocurrió a mediados de octubre pero se conoció recientemente por una denuncia del sindicato que nuclea a los trabajadores de la aerolínea francesa, tras la presentación que los tripulantes debieron hacer ante el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, a cargo del caso.

El incidente se inició cuando una médica de 29 años, hija de un ex viceministro de Justicia argentino, se quejó por las actitudes de otro pasajero y pidió un cambio de asiento. Su solicitud derivó en una discusión con el personal ya que, de acuerdo a la versión del sindicato, la pasajera reclamaba cambiar de cabina y en clase ejecutiva no había lugar.

Una vez aterrizó el avión en Buenos Aires, la mujer hizo una denuncia ante la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en la que acusó por un lado al pasajero que la había molestado por supuesto abuso sexual y también a la tripulación por "coacción" dado que, acorde a su testimonio, le dijeron que si no cesaba en sus reclamos la iban a meter presa ni bien llegaran a destino.

La PSA puso en conocimiento de la denuncia al personal de la aerolínea francesa y dio intervención al juzgado federal de Lomas de Zamora, que resolvió citar de inmediato a la tripulación para que prestase declaración el mismo día y ordenó la detención del pasajero francés acusado de supuesto abuso, que fue alojado en dependencias de la Unidad 28 del Servicio Penitenciario Federal. El hombre, de unos 30 años, fue arrestado, colocado en aislamiento durante 24 horas y liberado al día siguiente. 

El juez Villena decidió tomar las declaraciones en el mismo día para evitar una demora en el retorno de la tripulación a Francia y sólo mantuvo separado al comandante de a bordo, a quién la pasajera había señalado como autor de la coacción, el que finalmente prestó declaración testimonial y no como imputado.

Por su parte, el sindicato SNPNC en su página web denunció que la tripulación vivió "un calvario" en la sede judicial y que fueron "48 horas de angustia". Según el sindicato, los 15 tripulantes fueron "interrogados en condiciones que violan los derechos fundamentales acusados y algunos encarcelados antes de ser liberados sin explicaciones". 

Fuentes judiciales citadas por el diario La Nación precisaron sin embargo que "cuando terminaron de declarar se fueron todos, nadie estuvo retenido indebidamente y se les dio el trato que se da a todo testigo". En una carta enviada a la embajada de Argentina en Francia, el sindicato narró estos "hechos graves" y pidió que se abra una investigación.

El juez Villena explicó que "el protocolo indica que a la víctima hay que asistirla, cambiarla inmediatamente de asiento ante la más mínima sospecha de acoso”. Según la denunciante la tripulación de Air France no lo hizo. Solicitada por la AFP, la dirección de la Air France dijo estar "particularmente conmocionada" y haber "pedido a las autoridades competentes que esclarezcan el asunto".