SOCIEDAD TRAS LA POLEMICAS

Personalidades que pertenecieron al ‘mundo scout’ defienden al movimiento

La gobernadora María Eugenia Vidal rescata los valores que aprendió en la agrupación, cuando fue guía del sol, en 1986. Juan Carr y Luis Otero también destacan sus enseñanzas.

siempre listos. Vidal hace el saludo scout en una conferencia en 2013. Charly Alberti sigue vinculado al grupo. A los 12, Juan Carr prometió ser un scout para siempre”. Luis Otero es miembro junto a sus hijos.
siempre listos. Vidal hace el saludo scout en una conferencia en 2013. Charly Alberti sigue vinculado al grupo. A los 12, Juan Carr prometió ser un scout para siempre”. Luis Otero es miembro junto a sus hijos. Foto:cedoc

“Los valores que uno aprende en este movimiento de solidaridad, de ayuda al otro, de diálogo, de trabajo por la paz, realmente lo acompañan a uno por el resto de su vida. Siempre nos acompañan para sostener a las personas que están en situación de calle en esta ciudad, haciendo tareas solidarias, siempre están allí dispuestos, como bien sabemos nosotros, siempre listos”. Las palabras de la actual gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal –quien en su adolescencia fue una chica scout– en la XXV Conferencia Interamericana de Scouts, que se realizó en 2013 en Buenos Aires, resumen el espíritu y los valores del movimiento, hoy reivindicados por muchos tras el incidente con el arzobispo Mario Poli (ver aparte).

La gobernadora dio sus primeros pasos en la Asociación de Guías Argentinas, que forma parte de la Asociación de Guías de Scouts, y está conformada sólo por mujeres. En 1986, fue “guía del sol”, como se denomina a las líderes que coordinan a chicas de entre 13 y 16 años, en la comunidad de Caballito, de la Parroquia Santa Francisca Javier Cabrini. La vicepresidenta, Gabriela Michetti, también fue una líder del movimiento.

Juan Carr, reconocido por su trabajo en  Red Solidaria, participó de la agrupación desde los 9 hasta los 18 años. Según él mismo contó, a los 12 hizo su “promesa de ser un scout para siempre”. “Si no hubiera pasado por acá, no estaría tan ocupado en ayudar a los demás”, le cuenta a PERFIL.

El periodista Luis Otero lleva 44 años como voluntario y participa de las actividades junto a sus tres hijos, también scouts. “Me encantó estar siempre listo, aprender a resolver democráticamente los problemas, valerme por mí mismo y el trabajo en equipo”, explica. Y cuenta orgulloso que sus tres hijos, Mariana, Belén y Andrés, “se definen como scouts”.

Charly Alberti, ex baterista de Soda Stereo, quien se involucró desde los 13 hasta los 15 años en la comunidad de la parroquia San Pablo Apóstol, de Núñez, reivindica su paso por el movimiento y realiza acciones con su ONG R21.

Con respecto al quiebre entre la Iglesia Católica y el movimiento de scouts, Otero lamenta la trascendencia que tomó la noticia. “Como antiguo maestro scout, me duele profundamente porque el movimiento sufrió la misma grieta que en la sociedad, y tenemos que trabajar para la unión”, asegura. Además, cree que con esta situación “no se está pensando en los chicos”, y que “con más scouts Argentina no tendría más problemas”.

Juan Carr intenta bajar el tono a la discusión y afirma: “En un movimiento tan grande, es imposible estar todos de acuerdo, no creo que haya polémica. Me gusta el debate y cuando alguien te dice que una persona dejó de ser scout por raza, condición sexual o lo que sea, es porque simplemente no es scout”.



victoria moreno / magali lorenzo russo