SOCIEDAD FALLOS SEXISTAS

Piombo y Sal Llargués ya habían beneficiado a otros siete violadores

Por Nadia Galan | Los camaristas cuestionados por bajar la pena del abusador de un nene de seis años redujeron hasta en 50% las condenas. Esta semana fueron destituidos como docentes.

Foto:Cedoc Perfil

Los jueces Horacio Piombo y Benjamín Sal Llargués quedaron en el ojo de la tormenta después de haber beneficiado a un abusador de un nene de seis años. En sus fallos más escandalosos figuran otros guiños a violadores a los que les redujeron las penas hasta 50%. Esta semana fueron destituidos de los centros de estudios en donde dictaban clases y podrían ser removidos de sus cargos como magistrados.

Como miembros de la Sala Primera del Tribunal de Casación Penal bonaerense, Piombo y Sal Llargués le redujeron la pena a por lo menos siete abusadores. Como publicó PERFIL en su edición del 10 de mayo pasado, a Piombo se le inició un jury de enjuiciamiento por reducir en 50% (de 18 a 9 años) la pena a un pastor, argumentando que las adolescentes de 13 y 16 años que habían sido sometidas sexualmente y embarazadas por él provenían de una “clase social en donde está aceptada la iniciación sexual a temprana edad”.

El religioso Francisco Avalos las engañó diciendo que se acercaba el fin del mundo y que concebir un hijo suyo era la única manera de salvarse. Este fallo fue denunciado en 2011 por “sexista y discriminatorio” y se abrió una causa ante la Secretaría Permanente del Jurado de Enjuiciamiento por mal desempeño. Cuatro años después se aceptó el pedido y se inició el jury. Ahora el jurado se encuentra en una etapa de recolección de pruebas para designar una fecha para el juicio.

El caso del nene de 6 años que fue abusado por un dirigente de un club fue el que más conmoción despertó. No es para menos. La excusa que utilizaron para liberarlo fue que el menor era “homosexual” y que no se podía atribuir el agravante de ultrajante porque el chico había sufrido por un abuso anterior.

Más casos.  El año pasado estos mismos jueces le redujeron la pena a Oscar Malfet, un profesor de músico bahiense que había sido condenado por abusar de cuatro alumnos que tenían entre 6 y 9 años. En primera instancia lo habían condenado a 40 años de cárcel pero los camaristas entendieron que la pena era excesiva y se la bajaron a 25.

En 2004, Piombo y Sal Llargués anularon la condena a un violador que había abusado de un nene de 13 años por entender que el menor “tenía experiencia sexual previa”.

También le bajaron 41% la pena a un femicida por considerar que la víctima tenía “actitudes provocativas”.
Otro caso paradigmático es el del “violador de edificios” de la ciudad de La Plata. En 2006 le redujeron la pena de 17 a 14 años. Alberto Fabián Salas recuperó su libertad en abril de 2013 pese a que un informe psiquiátrico lo de-saconsejaba. Tenía “rasgos psicopáticos perversos”. Salas dejó la cárcel y reincidió. Pero murió en el intento. En junio de 2013 una mujer policía lo mató cuando intentó abusar de ella en un edificio del centro platense.



Nadia Galan