SOCIEDAD

La linea D ya funciona con normalidad

Por unas horas, el servicio estuvo interrumpido por un piquete de empleados de una empresa de seguridad privada. 

Foto:Cedoc

La empresa Metrovías informó que la Línea D de subte, que une las estaciones Congreso de Tucumán con Catedral, ya restableció el servicio y opera con normalidad.

En horas de la mañana, empleados de una empresa de seguridad privada interrumpieron el normal funcionamiento de la línea D, en reclamo por el despido de 27 trabajadores. Desde las 7 de la mañana Metrovías habilitó un servicio reducido entre las estaciones Carranza y Catedral. 

Los trabajadores, cuya medida entre las 5 y las 6.45 paralizó por completo el servicio, protestaban en la estación José Hernández de ese ramal, que une las cabeceras de Congreso de Tucumán, en el límite de los barrios porteños de Núñez y Belgrano, y Catedral, en el microcentro.

Los empleados, de las empresas Briefing, Comahue y Murata, en un comunicado resaltaron que prestan "servicios de seguridad en el ámbito del subterráneo de (la Ciudad de) Buenos Aires". En tanto, la concesionaria Metrovías sostuvo que esas "personas mantienen un conflicto laboral con una empresa que presta servicios de seguridad privada en distintos ámbitos de la Ciudad y es en reclamo a su empleador que impiden la operación de la línea D", sin especificar a qué compañía se refería.

En ese marco, planteó que "es importante aclarar que cualquier controversia de carácter laboral debe ser dirimida en el ámbito correspondiente, sin tomar de rehenes a los usuarios”. “Metrovías lamenta los inconvenientes que esta situación absolutamente injustificada provoca en los miles de pasajeros que utilizan la red de Subte para trasladarse por la Ciudad”, aseveró. Y advirtió que "dio inmediata intervención a la Policía Metropolitana", para anticipar luego que "se realizarán las denuncias ante las autoridades". 

Los trabajadores, a su turno, puntualizaron que están "desde hace meses enfrentando despidos y persecuciones por parte" de las compañías de seguridad privada. "Al día de hoy, somos 27 los trabajadores despedidos que estamos sin cobrar los salarios para alimentar a nuestras familias", protestaron.

Añadieron que los despidos, a los que definieron como "persecutorios y antisindicales, se originaron cuando los trabajadores reclamamos lo que nos corresponde: que se respete el Convenio Colectivo de Trabajo". "Las empresas de seguridad en el subte estaban acostumbradas a violar el convenio de forma ilegal y a obligarnos a trabajar jornadas laborales extensísimas, en un ámbito insalubre, por salarios miserables. Como única respuesta a nuestro legítimo reclamo, comenzaron los despidos", denunciaron.

Aseguraron que esas compañías también "violan los fallos de la Justicia". "El 30 de diciembre ésta ordenó la reinstalación del trabajador despedido Ariel Ruiz, haciendo lugar a una medida cautelar que denunciaba su despido como discriminatorio. A más de un mes, Briefing sigue violando este fallo de la Justicia, negándole a Ruiz su puesto de trabajo", concluyeron.

El comunicado de los trabajadores lleva las firmas de adhesión de referentes de derechos humanos como Nora Cortiñas, Mirta Baravalle y Hebe (Pastor) de Bonafini; diputados como Andrés Larroque, Néstor Pitrola, Myriam Bregman, Nicolás Del Caño y Eduardo De Pedro; legisladores porteños como Patricio Del Corro y Pablo Ferreyra; y dirigentes sindicales como Roberto Pianelli, Claudio Dellecarbonara, Hugo Yasky y Roberto Baradel, entre otros. 



Redacción de Perfil.com