SOCIEDAD SANTA FE

Polémica en una cárcel por una pileta para "presos vip"

En el pabellón 7 del penal de Coronda los reclusos tienen una pileta que regentea el exjefe de la barra de Colón para un grupo selecto. Qué dijeron las autoridades del servicio penitenciario.

Los
Los "presos vip" disfrutan de la pileta en la cárcel de Coronda. Foto:@GMAlfaro
Una controvertida situación se dio el pabellón 7º de la cárcel de Coronda, en la provincia de Santa Fe, donde aparecieron fotos que muestran como los presos disfrutan de una pileta. Se habla de que es un lujo para "presos vip" y que un ex barra brava de Colón de Santa Fe regentea su uso

Autoridades explicaron que en muchas ocasiones se han ingresado piletas de lona para realizar bautismo de quienes se convierten en evangelistas, pero en esos casos se ingresan con autorización expresa y en un horario determinado, permitiéndose piletas de muy pequeñas dimensiones que son revisadas para impedir el ingreso de elementos no autorizados. 

"En muchos pabellones se ha autorizado su utilización, pensando primordialmente en los chicos que van los fines de semana a visitar a sus padres detenidos. Más allá de que no está prohibido que alguno de los presos se tire a una pelopincho", explicó Pablo Cococcioni, Secretario de Asuntos Penitenciarios de Santa Fe, en declaraciones radiales a LT8 de Rosario.  

Sin embargo, según publicó el sitio Sin Mordaza, estas piletas fueron colocadas para un selecto uso que maneja Juan Leiva, exjefe de la barra de Colón. "Los reclusos hacen lo que quieren, es solo cuestión de poner plata y te autorizan lo que sea", dijo una de las fuentes citadas por el medio santafesino. 

El funcionario responsable del servicio penitenciario provincial calificó a esto como una "barbaridad" y que es "absolutamente falso". "No es verdad que se haya autorizado esta pileta en ese pabellón por esta persona. En la mayoría de los pabellones del sistema penitenciario de Santa Fe se han autorizados piletas de reducidas dimensiones, y bajo ciertas condiciones, para mitigar los efectos del calor sobre las visitas", argumentó.  

Sin embargo, un celador de la cárcel ratificó, a Sin Mordaza, que existe un trato especial con ciertos reclusos. “Cuando apareció el tema de los celulares Cococcioni dio una entrevista a los medios y dijo que éramos los empleados que los pasábamos (a los presos). Y eran ellos los que nos ordenaban que no se los toquemos. Como eso, hay un montón de beneficios que les dan", resaltó.