SOCIEDAD FUE DURANTE UN ACTO RELIGIOSO

Escándalo en Jujuy por la falsa crucifixión de un nene de 9 años

Ocurrió en la localidad de Humahuaca. El nene habría estado más de tres horas con frío. Llorando, pidió que lo bajen.

En Humahuaca, un cura ató a una cruz a un niño de nueve años en un acto para escolares
En Humahuaca, un cura ató a una cruz a un niño de nueve años en un acto para escolares Foto:pagina12.com.ar

La imagen de un chico de nueve años que llora mientras escenifica una crucifixión frente a una multitud de niños y adultos causó polémica y rompió con la paz de la localidad jujeña de Humahuaca. El hecho ocurrió el miércoles pasado durante una “marcha por la paz y la justicia” convocada por el cura Jesús Olmedo, con apoyo del ministerio de Educación de Jujuy y de las escuelas del pueblo. 

En las fotografías se ve a un niño, junto a otras cuatro personas, atado a unas tablas de madera con forma de cruz. El hecho habría trascurrido por más de tres horas. El cansancio y el frío provocaron el llanto del menor, que pidió que lo bajaran, según reconstruyó el diario Página 12. “Me están diciendo que el niño está derramando lágrimas de dolor y me preguntan si ya lo pueden bajar”, habrían sido los dichos del cura en medio del acto. 

Según el matutino, las escuelas de la localidad mandaron a las familias de los alumnos una autorización que invitaba “a participar de la Marcha por La Paz el día miércoles 7 de junio entre las 9 y las 12.15 horas”. No obstante, no se aclaraba que, durante esas tres horas, un chico de nueve años, junto a un adolescente, iban a ser crucificado frente a todo el pueblo. 

En comunicación con Perfil, Olmedo aseguró que fue el niño "el que pidió" participar de la crucifixión. "Fue él el que pidió participar porque su madre también iba a ir. Si alguien dice que eso es un delito que tenga valentía y lo denuncie. Yo me hago responsable. Y que se preocupen que hay mucha hambre en la patria y guerra en el mundo", se defendió. 

El religioso aseguró que la convocatoria buscaba generar "conciencia" sobre las consecuencias de la guerra "sin divisiones entre católicos, judíos o musulmanes". Según contó, la movilización se realizó "por todo el centro de la Ciudad y terminó en el Monumento a la Independencia", donde realizaron un acto y cantaron una canción de León Gieco.

"Todas las escuelas primarias y secundarias y todos los niños, con sus padres y con sus profesores, estaban autorizados. Lo hicimos como una cosa del pueblo porque estamos hartos la cantidad de muertes que hay todos los días por el terrorismo, por el hambre y por la guerra. Los chicos han estado casi un mes y medio preparando la marcha", explicó. 

Por último, Olmedo recalcó que  recibió muchos mensajes y "contestaciones" en repudio por lo que pasó, que "están haciendo mucho daño". "Nadie se ha preocupado en ver las imágenes de la avenida llena de niños diciendo 'viva la paz, fuera la guerra. Hay otras noticias mucho más fuertes", concluyó.