SOCIEDAD SOCIOS SE OPONEN

El gremio de los porteros se quiere quedar con la sede Once de Hebraica

SUTERH, que conduce Víctor Santa María, ofreció más de 11 millones de dólares por la sede central de Once.

Sede Hebraica
Sede Hebraica Foto:StreetView
La Sociedad Hebraica Argentina vive días intensos que pueden generar un gran cambio a futuro en caso de que el 29 de abril la asamblea de socios acepte vender el tradicional edificio de Once al sindicato de los encargados de edificios -Suterh- que conduce Víctor Santa María. La oferta es importante, son más de 11 millones de dólares para obtener por completo (ya tiene 5 pisos adquiridos) la tradicional sede de la calle Sarmiento para construir una universidad.

La asamblea de los 6500 socios no será sencilla, ya que son muchos los que se oponen a la venta que la conducción propone. La Sociedad Hebraica Argentina fue creada en 1936 y el edificio central data de la década del '40. La institución creció tanto que hoy tiene otras sedes y la idea de las autoridades es crear una nueva en el barrio de Belgrano.

La oferta llegó hace algunos meses cuando Suterh adelantó la intención de adquirirla por completo y transformarla en sede de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), la primera de América Latina gestionada por un sindicato de trabajadores.

Para defender la idea de la venta, los directivos de Hebraica aportan cifras: Sobre 6500 socios, dicen, solamente 200 concurren a la sede Sarmiento, ya que el 40% vive en Belgrano. Y si se suma el corredor norte (Barrio Norte, Palermo, Núñez, Villa Urquiza) la cifra llega al 75%. Por eso, aseguran, no es una venta del club, sino que hablan de una mudanza  en Ciudad de la Paz al 1000.

El proceso de venta arrancó en 2015 cuando las autoridades de la actual gestión (culmina en 2018) vendieron a Santa María una parte de la torre, por 3,5 millones de dólares y con parte de ese dinero se compró la sede en Belgrano, donde ahora planean construir el nuevo establecimiento. Perfil se comunicó con el sindcalista, quien dijo que no iba a realizar declaraciones. Por su parte, el presidente de la institución Diego Dinitz, dijo a Infobae: "Mi responsabilidad es garantizar la continuidad de Hebraica y vamos a mudarnos, triplicando actividades". El 29 de abril deberán decidir en asamblea.