SOCIEDAD PATAGONIA BAJO CERO

Por el mal clima en el Sur, postergan inicio de la temporada de esquí

En Bariloche, Chapelco y Cerro Bayo evaluarán las condiciones para abrir el próximo fin de semana. Chubut decretó la emergencia climática por los temporales.

Todo blanco. En Esquel y otras zonas cordilleranas de Chubut, las calles amanecieron aisladas.
Todo blanco. En Esquel y otras zonas cordilleranas de Chubut, las calles amanecieron aisladas. Foto:esquel

La emergencia climática que afecta desde el viernes gran parte de la Patagonia argentina demoró también el comienzo de la temporada de esquí, prevista por los principales centros de distintas provincias para ayer. Tanto en el Cerro Catedral, en Bariloche; como en Chapelco (Neuquén) y el Cerro Bayo, en Chubut –la provincia más afectada por las tormentas de nieve–, se pospusieron las inauguraciones de temporada y evalúan las condiciones de las montañas y los pronósticos para definir una nueva fecha”, según informaron ayer a través de las redes sociales. En el Cerro Chapelco, en tanto, confirmaron a PERFIL que están “esperando el nuevo frente de nieve, para acondicionar el predio e iniciar la temporada el próximo fin de semana”.

Ayer, el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, decretó la emergencia climática en su provincia, a causa de un fuerte temporal de nieve, lluvia y viento que afectó varias localidades. La decisión se comunicó después de una reunión entre ministros y secretarios, y se puso marcha un plan de asistencia que incluye a las familias evacuadas de Trelew y Puerto Madryn, entre otras localidades afectadas.

Las primeras señales de alerta aparecieron cuando un frente frío provocó intensas nevadas sobre el oeste de la cordillera y en la cuenca petrolera sur. Según informó Defensa Civil de la provincia, a eso se sumaron precipitaciones en la zona norte, que ocasionaron evacuados, inundaciones y prolongados cortes de energía eléctrica (ver aparte).

Los lugares más afectados son la zona cordillerana, sur, la Meseta y el Valle. Incluso, Jorge Bonansea, director del organismo, detalló: “La situación es complicada, especialmente en Comodoro Rivadavia, que está saliendo del alud de lluvia y barro que sufrió hace dos meses y está muy agobiada por los problemas”.

En este contexto, las autoridades implementaron un operativo de contención, en conjunto con los diferentes municipios y comunas. Además, se pusieron a disposición recursos como alimentos, leña, frazadas, nailon y colchones.

El mal tiempo también se extendió a otras provincias patagónicas como Río Negro y Neuquén, donde se alcanzaron temperaturas de -12º C. En Bariloche, las precipitaciones y las bajas temperaturas dieron lugar a una de las tormentas más intensas de los últimos años.

Vialidad Nacional interrumpió el tránsito de algunos tramos en las rutas nacionales 3, 25, 40 y 26, así como los caminos de ripio, y se estima que la alerta se sostendrá, al menos, hasta mañana. Hoy siguen cerrados los pasos Cristo Redentor, en Mendoza, y Jáchal, en Jujuy, por peligro de avalanchas.


Doce horas sin luz a -14º C

Ayer, durante 12 horas y con temperaturas de hasta -14º C, más de 200 mil usuarios de Chubut y Santa Cruz fueron afectados por un corte de energía provocado por las intensas lluvias y nevadas, que afectaron el Sistema Interconectado Nacional, que abastece de electricidad a toda la Patagonia.

Según notificaron desde Servicios Públicos, las empresas transportadoras de energía Transener y Transpa SA trabajaron desde temprano para solucionar los inconvenientes producidos por la desconexión de dos líneas, una de 500 kw, que une Puerto Madryn con Santa Cruz, y otra de 132 kw, que conecta Trelew con Ameghino.

En el caso de Santa Cruz, afectó principalmente las ciudades de Río Gallegos, El Calafate, aunque parcialmente, Puerto Deseado y Pico Truncado. Y en el caso de Chubut sólo se dio en las localidades del sur como Comodoro Rivadavia, Valle Hermoso y El Tordillo.