SOCIEDAD


Por qué la siniestra historia del "Clan Puccio" genera morbo

El psicoanalista Harry Campos Cervera explica la atracción de las tragedias y la catarsis, y el aprendizaje emocional que provocan. Audio.

Postales. La galería donde Arquímedes guardaba su camioneta Mitsubishi está intacta como el famoso balcón en el que el líder del clan fue retratado con los obreros que refaccionaron la vivienda de San
Postales. La galería donde Arquímedes guardaba su camioneta Mitsubishi está intacta como el famoso balcón en el que el líder del clan fue retratado con los obreros que refaccionaron la vivienda de San
Foto:Marcelo Aballay

La película de Pablo Trapero que relata el criminal accionar del "clan Puccio" cuenta una de las historias más oscuras de nuestro país y sin embargo es un éxito de taquilla en los cines. Un médico especialista explicó el porqué de este fenómeno de atracción y morbo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

En diálogo con el programa Pazos en el Aire, por Radio Uno 103.1, el psicoanalista Harry Campos Cervera desentrañó los misterios del morbo, en particular sobre los delitos cometidos por la familia comandada por Arquímedes Puccio.

En el morbo, explicó Campos Cervera, "se mueven juegos de identificación, de respuestas a misterios humanos. Es decir, el morbo no empieza solamente en estos programas de televisión en donde vemos estas tragedias, o en estas películas. Sino también en los cuentos infantiles".

Y clarificó: "La felicidad siempre radica, en este morbo, en que a uno no le pasa eso que está pasando".

Ante una pregunta sobre el contexto de la gente que asiste a velorios, el médico argumentó: "Quizás una persona tiene muchas ganas de ir a ver muertos para reafirmarse en que él está vivo. A mí no me está pasando esto. Como hay personas que se ríen cuando alguien se cae".

"Son situaciones de elaboración catárticas de ciertas experiencias vitales que son complejas para la gente. Como el caso de la película El Clan, gente aparentemente normal que maneja la muerte, el secuestro, con total liviandad y naturalidad, es como que muestra en las personas ciertas fantasías hostiles que tiene y en que uno no las está haciendo y viendo cómo estas personas se animan a hacer esta situación", apuntó.

La identificación es, para el experto, una de las claves del morbo. "A veces responde a un misterio sobre cómo sería hacer eso. Lo que los seres humanos tenemos es la capacidad de identificarlos. ¿Qué significa identificarnos? La transformación en cada sujeto cuando asume una imagen. Esa identificación nos permite un aprendizaje y en otras ocasiones, decir qué alivio, a mí no me está ocurriendo esto".

Se le preguntó además "por qué a la gente le gusta ver cómo al otro le va mal" y respondió: "Es que no es solamente eso. No es solamente de ver el sufrimiento del otro. Sino la respuesta a través del otro de un misterio. Como el tránsito de la muerte. Qué pasó. Como podemos tener una respuesta de lo que es la muerte o cómo podemos zafar. Es una tarea casi de conocimiento de una situación sin participar".

Animales hostiles. "Cuando el morbo está prohibido, es porque es muy tentador, por eso se prohíbe. Este tipo de cosas están en todas las grandes obras, es parte de la naturaleza. Está prohibido porque nosotros somos animales hostiles. No matamos gente por un lado porque tenemos miedo que a nosotros nos pase lo mismo. Y tenemos conmiseración con el otro cuando nos identificamos con el otro".

"Este juego de identificación inhibe nuestra agresividad. Cuando Konrad Lorenz dice que en la época en que se mataba con espadas uno siempre podía perdonar al otro cuando lo tenía delante y uno mata con un misil, la agresión no se inhibe. El juego va provocando un aprendizaje emocional. Todas las obras de Shakespeare, tiene situaciones terribles. Las obras griegas".

No obstante, "hay grados de estas cuestiones", remarcó. "Si una persona está todo el día viendo cosas morbosas. Por ahí tiene una necesidad equis como una persona que come todo el tiempo".

En conclusión respecto del morbo y del film protagonizado por Guillermo Francella, respondió: "A lo mejor cada persona tiene la necesidad de elaborar determinadas cosas. Si pasa de la norma, se podría interrogar y preguntarse porqué me pasa esto. Las tragedias griegas ya tenían que ver con esto, no es algo de esta sociedad. Los Puccio aparentemente eran una familia normal. Que un delincuente víctima del paco mate gente, es como la norma. Pero los Puccio era una familia como cualquiera que de repente tiene esta conducta. Esto es un misterio. Esto tiene los aspectos hostiles y ambiciosos de cada ser humano y la gente va a haber cómo elaborar esa situación".

AUDIO (Gentileza Pazos en el Aire, por Radio Uno):



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Clan Puccio
  • El Clan
  • Arquímedes Puccio
  • Pablo Trapero
  • morbo
  • psicoanalista Harry Campos Cervera