SOCIEDAD

Procesan a los once imputados por la explosión en Rosario

Están acusados de estrago doloso por el trágico escape de gas en un edificio. Cómo sigue la causa. 

Foto:Telam

La jueza penal de Rosario Irma Bilotta dispuso hoy el procesamiento de 11 personas imputadas por el delito de estrago culposo, por el estallido del edificio de la calle Salta, ocurrido en agosto de 2013, que dejó como saldo 22 víctimas mortales, se informó oficialmente.

 

La magistrada procesó como presuntos autores de los delitos de estrago culposo con resultado de muerte a 11 imputados: el gasista que intervino en el edificio el día de la tragedia, su ayudante, cinco empleados de la empresa Litoral Gas, tres miembros de la administración del consorcio y un técnico matriculado que realizó reparaciones antes de la explosión.

 

La explosión a raíz de un escape de gas se produjo el 6 de agosto y provocó la muerte de 22 personas, además de heridas a unas 60 y la destrucción total del complejo de tres edificios, que en parte se derrumbó ese día y el resto debió ser demolido.

 

Según consigna la agencia DyN, la acusación contempla penas de hasta cinco años de prisión. Según explicó la fiscal Graciela Argüelles en declaraciones a medios locales, la magistrada "hizo lugar al planteo manteniendo el estado de libertad que ya tienen" los imputados. La Fiscalía había solicitado llevar a juicio a todas las personas que fueron acusadas inicialmente por distintos grados de responsabilidad en torno a la pérdida de gas que originó el estallido en la planta baja del edificio.

 

"Es un avance en la causa porque es el paso procesal necesario para terminar la etapa investigativa", señaló Argüelles. La fiscal subrayó que "hay distintas acciones u omisiones que concluyeron en el resultado fatal con muertes, lesiones y daños materiales". Además, aclaró que se trata de una "resolución provisoria", ya que tanto los abogados defensores como los querellantes pueden apelar la decisión. Carlos Osvaldo García y su asistente Pablo Miño fueron los únicos que quedaron detenidos el día de la tragedia, cuando llegaron para reparar el regulador de gas del edificio y una pérdida masiva generó la explosión que derrumbó en pocos segundos un bloque central de diez pisos y destruyó además las dos torres adyacentes e inmuebles linderos.

 

Tanto García como su colaborador quedaron en libertad poco después de que se pusiera en marcha la investigación judicial. Esta mañana, mientras se notificaba a las partes, fuentes allegadas a la causa confirmaron que la jueza Bilotta dispuso trabar embargos por diferentes montos para todos los imputados, aunque no trascendieron los montos de tales sanciones.

 

El gasista José Luis Allala fue procesado debido a la reparación que hizo el 25 de julio en el edificio de Salta 2141. Por esta intervención también son investigados Gerardo Bolaños, Luis Curaba y Guillermo Oller, tres inspectores de la empresa distribuidora Litoral Gas. La medida también abarca al jefe de mantenimiento de redes Claudio Tonucci y la gerente técnica de la firma, Viviana Leegstra.

 

Además de la prestadora local y los gasistas que trabajaron en el lugar, la Justicia rosarina también procesó a Mariela Calvillo, Norma Bauer de Calvillo y Carlos Repupilli, quienes participaban como administradores del consorcio del edificio.



Redacción de Perfil.com