SOCIEDAD

Prohíben por tres meses la venta de armas en la Ciudad de Santa Fe

La medida se tomó en el marco de una serie de crímenes que ocurrieron en la capital. La Asociación de Comerciantes de Artículos para Caza se opone.

Foto:Cedoc

El intendente de la ciudad de Santa Fe, José Corral, anunció hoy que, por un plazo de tres meses, se suspende la “venta de municiones y armas”.

Desde su cuenta de Twitter, el intendente informó que “suspendimos por 90 días la venta de municiones y armas en Santa Fe. Medidas excepcionales para controlar las cosas que provocan muerte y dolor" y agregó: "vamos a hacer cumplir las normas de seguridad en el manejo de armas y municiones legales".

La medida, tomada en el marco de una sucesión de crímenes en la región, fue repudiada por la Asociación de Industriales y Comerciantes de Artículos para Caza y Pesca (AICACYP) quienes expresaron su “profundo rechazo” y calificaron la decisión como “extemporánea”.

Según informa DyN, con el asesinato el pasado fin de semana de tres jóvenes en distintos hechos en el Gran Santa Fe, se elevó a 114 el número de homicidios cometidos en el departamento La Capital en lo que va del año.

"La inseguridad y la violencia extrema en nuestra sociedad han despertado últimamente múltiples reacciones, entre ellas, la de vincular esos hechos de violencia con los legítimos usuarios de armas", expresaron en gerente general de la AICACYP, Guillermo Muttoni.

"A pesar de la constante implementación de nuevos y mayores requisitos para que un ciudadano registre legalmente un arma, la violencia familiar, los accidentes con armas sin registrar y la inseguridad siguen creciendo. Y a juzgar por la medida de suspender la venta legal de armas y municiones en el ejido urbano de la Ciudad de Santa Fe, el Intendente José Corral parecería no conocer esta realidad", sostuvo Muttoni.

La AICACYP estimó que esta medida "daña profundamente a comerciantes honestos que, lícitamente, venden productos habilitados, pagan sus impuestos y generan puestos de trabajo; y deja a merced de la ilegalidad a aquellos que, por el motivo que fuese requieran en ese período alguno de esos productos" y sostuvo que "prohibir es mucho más fácil que efectivo”.

“Ataquemos las razones profundas de la violencia social, no ataquemos a quienes desean mantenerse dentro de la ley beneficiando, en última instancia, a quienes están fuera de ella", concluyó.

 

 


Redacción de Perfil.com