SOCIEDAD LO CONDENARON A DIEZ AÑOS DE PRISION

Prostituía a mujeres a las que obligaba a tatuarse su nombre

Pese a las denuncias en su contra, Marcelo Gauna aseguró que nunca las obligó a nada y que se trató de “un acto de amor”.

Foto:Gentileza La Voz del interior

Un hombre fue condenado a diez años de prisión por “promoción y facilitación de la prostitución” contra dos mujeres a las que, además de explotar sexualmente, las obligó a tatuarse su nombre en un brazo. Su abogado aseguró que “no marcaba a sus mujeres como reses”, sino que era un “acto de amor”.

Marcelo Gauna (39) se reconoce como un “Don Juan”. Antes de escuchar el fallo de un tribunal cordobés, se declaró inocente: “Nunca las mandé a prostituirse. Jamás les pegué ni amenacé. Yo las mantenía”. La Justicia no le creyó y lo mandó a la cárcel este martes.

“Me obligaba a salir con otros hombres y a tener relaciones. Si no lo hacía, me amenazaba con golpearme o matarme”, relató S.C.A., que fue captada por Gauna siendo menor.

Una situación similar atravesó A.S.B. Ella recordó que conoció a Gauna en una bailanta y que se fue a vivir con él. “A los tres días me obligó a trabajar de prostituta en la ruta, dejándome allí para después pasarme a buscar”. Además, aseguró que era vigilada y amenazada. “También me obligó a realizarme un tatuaje con su nombre”, destacó. En su brazo podía leerse: “Marcelo Gauna”. Lo mismo hizo con la otra chica.

Su abogado, Gustavo Utrera, argumentó a PERFIL: “No las marcaba como reses; ellas querían hacerlo porque estaban enamoradas de él. Tatuarse el nombre del amado no es patrimonio de las clases más vulnerables, sino que abarca a todas: Wanda Nara se tatuó a Maxi López y después a Icardi”.



Nadia Galan