SOCIEDAD #NIUNAMENOS

Que las fotos con el cartel #NiUnaMenos se transformen en medidas concretas

Por Victoria Donda. Hay una falta de compromiso del Estado con la eliminación de la violencia contra las mujeres que queda claramente plasmado en las escalofriantes cifras de femicidios.

Foto:DyN

Este 3 de junio las mujeres volvemos a ser protagonistas de una multitudinaria movilización que tiene una consigna bien clara: “Ni una menos, vivas nos queremos”. 

Sin perjuicio de lo emocionante que resulta que las mujeres de todo el país nos unamos en un reclamo en pos de una vida libre de violencia, resulta triste que debamos volver a reclamar por la misma consigna que hace tres años. Y digo triste, porque el reclamo no ha sido escuchado en absoluto por las autoridades estatales correspondientes.

Esta falta de compromiso del Estado con la eliminación de la violencia contra las mujeres queda claramente plasmado en las escalofriantes cifras de femicidios que siguen creciendo año a año en nuestro país.

Conforme los datos brindados por el colectivo de Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLa) en su Registro Nacional hasta el 28 de mayo de 2017, hubo 133 femicidios en Argentina. Es decir, una mujer fue asesinada cada 25 horas producto de la violencia machista. En el 2016, 290 mujeres fueron asesinadas por ser mujeres (1 cada 30 horas) y a su vez fueron cuatro más que en el 2015, año de la primera marcha de #NIUNAMENOS.

Trabajar por un país en donde las mujeres podamos vivir sin violencia implica un compromiso serio y a largo plazo por parte de los tres poderes del Estado y las fuerzas de seguridad. 

En la Cámara de Diputados existen gran cantidad de proyectos de ley que no son puestos en tratamiento y que apuntan a combatir la violencia desde la prevención, hasta el tratamiento a una víctima para ayudarla a salir de la situación violenta. Es responsabilidad de este cuerpo y en especial de las presidencias de las comisiones donde radican dichos proyectos, ponerlos en tratamiento, debatirlos, mejorarlos y convertirlos en ley.

Desde el Poder Judicial se requiere de personal capacitado en la materia que pueda comprender el fenómeno. Que además, evite la revictimización de las mujeres y que actúe con la celeridad suficiente como para darles soluciones concretas y oportunas a aquellas mujeres que recurren a la justicia en busca de ayuda. Del total de femicidios del 2016, el 10% de las mujeres había hecho previamente la denuncia judicial, pero la justicia no estuvo a la altura de las circunstancias y las mujeres terminaron asesinadas.

Ahora bien, la justicia requiere contar con fuerzas de seguridad capacitadas y específicas para la materia. Aún hoy día, luego de las manifestaciones y de toda la legislación al respecto, las mujeres se ven en la situación de no ser atendidas en las comisarías cuando van a hacer la denuncia por violencia.

No puede haber prevención, asistencia y erradicación de la violencia contra las mujeres, si el organismo encargado de llevar adelante el plan cuenta con un presupuesto equivalente a $4,80 por mujer por año y representa el 0,004% del total del presupuesto general.

Ante una nueva marcha por #NIUNAMENOS seguimos expectantes. Que los gobiernos provinciales y el Gobierno Nacional traduzcan el discurso y las fotos con un cartel (que empezarán a florecer por estos días) en medidas concretas y efectivas que hagan que las mujeres no seamos asesinadas día a día por la violencia machista.

*Diputada nacional. Presidenta de la comisión de DDHH de la Cámara Baja.



Victoria Donda *