SOCIEDAD LOS PADRES DE LA JOVEN ATROPELLADA EN AEROPARQUE

“Queremos encontrar a esta bestia para que se haga justicia”

La familia de la joven neuquina Michelle Alvarez pide que avance la causa. A diez días del accidente mortal, no hay ninguna pista firme.

Foto:Bruno Tornini/ lM Neuquen

No se sabe qué pasó ni quién fue. A diez días del accidente, lo único concreto es que Michelle Tamara Alvarez (21) murió arrollada por un taxi cerca del Aeropuerto Jorge Newbery, adonde se dirigía para tomar un avión hacia la ciudad neuquina de Zapala, donde la esperaba su familia para disfrutar de sus vacaciones de invierno. “No queremos que mi hija sea un número más y este caso quede impune. Queremos encontrar a esta bestia”, cuenta Claudio, el papá, a PERFIL en referencia al conductor que arrastró el cuerpo de su hija treinta metros y huyó sin ayudarla. “Por eso pedimos que el que tenga un mínimo dato, que se nos acerque”, pide desesperado.

El 16 de julio pasado, Michelle, estudiante de Odontología, llegó temprano al Aeroparque Jorge Newbery. Tenía pasajes para el vuelo que salía a las 7.30. Como no quería tomarse el colectivo hasta el aeropuerto de madrugada por temor a sufrir un hecho de inseguridad, decidió llegar con anticipación, despachar las valijas y cruzar a la Costanera a tomar unos mates con Walter, el amigo que la acompañaba.

A las 23.55, regresaron al Aeroparque, pero cuando estaban cruzando por la senda peatonal, Michelle fue embestida por un vehículo. “Walter vio la luz de un auto que se les acercaba a alta velocidad y se corrió para atrás. Mi hija no pudo”, destaca el papá. “El amigo todavía está en shock porque fue a acompañarla y cuidarla, y mirá lo que le pasó. Del auto recuerda que era oscuro y que el golpe fue fuerte porque pasó a alta velocidad. Lo bueno es que quedó el logo de la marca tras el impacto y así determinaron que era un Volkswagen Suran”, detalla Claudio. El vehículo recorrió unos treinta metros con el cuerpo de la joven en el capot. No detuvo la marcha en ningún momento y abandonó el cuerpo tendido sobre el asfalto. Michelle murió en el acto.

“Por ahora, es muy poco lo que hay. Nadie vio nada ni sabe nada. Y nos quedan las cámaras de seguridad de Aeroparque, pero la fiscalía dice que son muchas imágenes y les va a llevar un tiempo sacar algo de ahí”, cuenta Claudio.

“Necesitamos que este hombre aparezca. Sólo eso nos va a dar un poco de tranquilidad ante este inmenso dolor que sentimos. Saber que está cumpliendo una pena por lo que hizo es lo que buscamos”, dice y agrega: “Yo no entiendo cómo una bestia como ésta no paró a ayudar a una persona. No me entra en la cabeza porque cualquiera puede tener un accidente pero no podés abandonarla, tenés que hacerte responsable de tus actos. Yo voy a luchar para que cumpla su condena”, se descarga. “Siento que si lo tuviese enfrente lo golpearía y hasta lo mataría, pero es un sentimiento porque en realidad no podría hacerlo. Soy padre y en este momento me salen los peores sentimientos”.

Michelle había nacido en Caviahue, una pequeña localidad turística de la provincia de Neuquén, y luego su familia se mudó a Zapala, a 180 kilómetros de la capital de la provincia. Hace cuatro años, la chica se instaló en Buenos Aires para comenzar a estudiar Odontología en la Universidad de La Plata. Le faltaba poco más de un año para recibirse. “Soñaba con ser la mejor en su profesión y para eso se preparaba”, cuenta.
“La estábamos esperando para pasar unos días con ella y ahora la tengo enterrada en el cementerio –se lamenta Claudio–. La pérdida de un hijo es algo irreparable, un sentimiento horrible. Uno se prepara para la muerte de un padre, un abuelo, pero perder un hijo es lo peor que te puede pasar. Queremos que el alma de mi hija descanse en paz, para eso necesitamos encontrar a esta bestia”.

Nuevas pruebas en busca del responsable
La fiscal subrogante de la Fiscalía de Distrito de los barrios de Saavedra y Núñez, Claudia Katok, a cargo del caso, solicitó la “colaboración de la ciudadanía” para entender qué pasó ese miércoles 16 que terminó con la vida de la neuquina Michelle Alvarez, y encontrar al conductor.
“La fiscalía solicitó la colaboración de la ciudadanía para que aquellas personas que hubieran presenciado el hecho o pudieran aportar algún dato sobre la identidad del responsable concurran a la fiscalía, sita en Arias 4491 de esta Ciudad de Buenos Aires”, informa el sitio Fiscales.gob.ar. Además, se destaca que “en los próximos días se recabarán nuevas pruebas para lograr la individualización del responsable”.
Por otro lado, dispuso la profundización de las medidas realizadas por la Policía Federal Argentina para esclarecer el incidente de tránsito ocurrido en la medianoche del 16 de julio pasado frente al Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery.



Nadia Galan