SOCIEDAD

Quién es el argentino amigo de Lady Di suspendido por la AFIP

Roberto Devorik fue directivo de Ralph Lauren hasta 2009.

Foto:Cedoc.

Entre los CUIT suspendidos por la AFIP tras el escándalo por el pago de sobornos de Ralph Lauren en Argentina, se encuentra el exvicepresidente para América del Sur de la compañía, Roberto Devorik. El afamado asesor argentino estuvo al frente de Polo Ralph Lauren, desde 2004 hasta 2009.

Devorik fue conocido en el mundo de la moda por una aguda visión de las tendencias, mucho antes de su llegada a la compañía estadounidense. Cercano a celebridades como las princesas Ana de Inglaterra y Cristina de Kent, Susan Barrantes, Barbra Streisand, Geraldine Chaplin, Karl Lagerfeld, Madonna, Anjelica Huston o Goldie Hawn, el argentino fue uno de los pocos que acompañaron a Lady Di en sus últimos veinte años de vida.

Definido por la fallecida princesa británica como la única persona que la hacía "reír con inteligencia", fue el único argentino invitado en 2011 al casamiento de su hijo, el príncipe Guillermo.

Según él mismo contó en algunos reportajes, su amistad con la princesa comenzó incluso antes de su espectacular boda con el príncipe Carlos, allá por 1980, cuando Beatrix Miller, por entonces directora de la revista Vogue, lo llamó para pedirle que la visitara en su oficina londinense.

Como él estaba muy ocupado, le ofreció enviarle un asistente. "’Nada de asistentes, necesito que vengas vos. Tengo que presentarte a alguien’, me dijo. En ese momento se me cruzó que era un político o un actor", contó años atrás en una entrevista con La Nación. Y relató que caminó las tres cuadras que separaban su oficina de la de Miller y cuando entró vio "una chica muy alta, con una pollera de tablas, como de colegio, un sweater azul de cuello alto y medias tres cuarto". "Te quiero presentar a Diana Spencer, la futura reina de Inglaterra", le dijo su amiga.

Allí se convirtió en su asesor de moda, que luego se transformó en una intensa amistad que duró más de 15 años.

Crecer en la moda. Hijo de un industrial alemán y de Ema Saint-Félix, Roberto Devorik se destacó, desde joven, por una imagen fresca y renovada en la moda. La madre de Devorik fue heredera de una de las casas de moda más antiguas de Argentina, la Maison Saint-Félix, donde antaño se vistieron mujeres como Regina Pacini de Alvear y Eva Perón.

En 1989 la Reina Madre de Gran Bretaña lo condecoró con la Rosa Roja, honor que lo consagró como uno de los personajes más reconocidos de la moda en Inglaterra.

Además de Ralph Laurent, Devorik estuvo vinculado con La Dolfina y el año pasado abrió en el corazón de Recoleta un local de pintura, arte y fotografía llamado Bruggens. Ubicado en Rodríguez Peña 1820, fue su último emprendimiento, que lo trajo a pasar cada vez más tiempo en Buenos Aires y reforzar, con su estadía, su vinculación con mujeres que resultan un referente en la moda argentina.


Redacción de Perfil.com