SOCIEDAD

Quién es Erusalimsky, el consejero de Fariña para lavar “90 físicos”

De su relación con el colegio Jean Piaget a los Congresos de Psiquiatría con la ex de Schoklender.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

“Sergio era un loquito y me lo como de sándwich”. Tras la huida de Sergio Schoklender del tradicional colegio de Chacarita y el fallido desembarco de su empresa constructora, Meldorek, con el fugaz paso de Ana María Capurro como Directora Administrativa, los padres del colegio Jean Piaget desconfiaban de la aparición de un tal Roberto Erusalimsky. “El hombre se presentó como un salvador” recuerda Pablo Torres Barthe, padre de una niña que estudiaba en ese colegio. “Le preguntamos si tenía relación con Sergio Schoklender y lo negó tajantemente”, explicó Torres Barthe en Perfil.com antes de recordar la célebre frase: “Me lo como de sándwich”.

El paso de Erusalimsky por el Jean Piaget fue esporádico. Luego de mil vueltas y decenas de excusas, el hombre que había comprado el 60% de las acciones del colegio a la sociedad “Nuevo Milenio”, terminó desapareciendo de la escena. Su extraño proceder se repetiría en la compra de los campos mendocinos de Leonardo Fariña. En ambos casos, Erusalimsky apareció, de la noche a la mañana, en negocios que habían realizado personas investigadas por la justicia y sospechadas de malversación de fondos públicos, en el caso de Schoklender, y lavado de dinero, en el de Fariña. 

En las dos ocasiones, Erusalimsky negó tener algún tipo de vinculación con sus predecesores. Sin embargo, el trato que el financista del Piaget tiene con Fariña, telefónicamente, el 22 de octubre del 2013, meses después de las increíbles confesiones que le había realizado el exesposo de la modelo Karina Jelinek, a Jorge Lanata, demuestra una relación de confianza. A pesar de que estaba siendo investigado por la Justicia y que el periodista más prestigioso del país lo tenía entre ceja y ceja, Fariña llamó, desde el teléfono de su amigo Juan Suris –investigado por narcotráfico-, a Erusalimsky, que se encontraba en Suiza. Cinco días después de esa amistosa charla en la que Fariña pedía asesoramiento para bancarizar “90 físicos” –90 millones de dólares- se realizarían las elecciones legislativas en la Argentina.

En el Jean Piaget, Erusalimsky pasó a ser otro mal recuerdo. Uno más antes del cierre del colegio. Los padres tampoco supieron nada de su hija, C.E., que cursaba en las aulas del, hasta ese entonces, prestigioso colegio porteño. Hoy, el juez federal, Sebastián Casanello, citó a declaración indagatoria a los empresarios Carlos Molinari y a Erusalimsky. Molinari es un conocido empresario inmobiliario que era el jefe de Fariña.

“DM” –según la escucha de Fariña- se cruzó con Viviana Sala en el XXVIII Congreso de Argentino de Psiquiatría, realizado en el Hotel Sheraton de Mar del Plata, entre el 17 y 20 de abril del 2013. Sala es la exmujer de Sergio Schoklender, a quien conoció, a mediados de los años noventa, mientras estaba en prisión. Erusalimsky y Sala no habrían compartido sólo un Congreso de Psiquiatría. En esa ocasión, “DM” fue el secretario de la ponencia titulada: “Qué sabemos, qué pensamos, qué decimos y que hacemos frente al paciente suicida”. El rol de Sala fue mucho más importante ya que es reconocida como una experta en Psiquiatría.  

“En la Argentina hay tipos que te hacen el trabajo completo –recordó Pablo Schoklender consultado por el manejo de las grandes masas de dinero en el país-. Te hacen el lavado, secado y planchado”. Los vínculos entre los “inversionistas” mencionados no terminan en esta nota.

 

(*) Especial para Perfil.com. En Twitter: @luisgasulla  



Luis Gasulla (*)