SOCIEDAD A CINCO DIAS DEL CRIMEN

“Quiero justicia”, pide la madre de la joven asesinada de 49 puñaladas

Lorena Rodríguez asegura estar “sorprendida” por la detención del ex novio de Serena. Según la abuela, los chicos “peleaban todo el tiempo”.

Lorena Rodríguez sabe que no puede bajar los brazos. Está destrozada. Pero tiene que seguir. Hace apenas cuatro días recibió la peor noticia de su vida: Serena, su hija de 15 años, apareció asesinada de 49 puñaladas. “Lo único que quiero es justicia”, dice ella en una entrevista con PERFIL.
La madre de la adolescente que fue hallada muerta el martes pasado en el partido bonaerense de Moreno confiesa que la detención del ex novio de la chica la sorprendió. “Como a todos, me sorprendió. Pero no voy a decir mucho más porque prefiero guardar silencio hasta que estén las cartas sobre la mesa, y no entorpecer la investigación”, aclara.
Lorena explica que tiene dos hijos más y que tiene que “seguir por ellos”. “Me tocó ser el sostén de mi familia. A mi hija no me la va a devolver nadie, pero quiero justicia”, exige.
Roxana, tía de Serena, también se mostró sorprendida por la detención del ex novio de la víctima pero, a diferencia de su hermana, contó que la relación entre ellos era conflictiva.
“Jamás imaginé que fuera él (por Lucas). Ella (por Serena) nunca nos habló de violencia. Y yo nunca la vi marcada”, asegura a PERFIL. “Llevaban casi un año de novios -acota sobre la relación entre Serena y Lucas- pero era una relación que terminaba y empezaba porque se peleaban mucho; cosas de chicos”.
“Si hubiésemos sabido que era una relación violenta o que él le hacía algo, nosotros hubiésemos actuado de una manera diferente. No hubiésemos permitido que llegaran a esta instancia”, aclara enseguida.
Nora es la abuela de Serena. También dice que ellos peleaban “todo el tiempo”: “Por cualquier cosa”, indica. “Nosotros estábamos en contra de la relación porque era una relación de pelearse mucho”, explica.
La abuela cuenta que una amiga de su nieta habló con Lucas el lunes a la noche, cuando no tenían noticias de Serena. “Le dijo que la iba a llamar pero le pidió el teléfono de Serena porque supuestamente no lo tenía, cuando en realidad ya la había llamado como veinte veces”, confiesa.
En tanto, Claudia, la madre de Lucas, dijo que su hijo es inocente y pidió a los investigadores que “por favor busquen al verdadero culpable”.
Según la mujer, su hijo “estuvo en su trabajo a las siete y media (de la tarde)”, horario en el que la chica fue vista con vida por última vez. Además, contó que fue ella quien le comentó por la noche, cuando el joven volvió a su casa, que Serena estaba desaparecida y que luego llamó la tía de la chica para preguntarle si sabía algo.
“No hay pruebas en su contra. Esos raspones que tiene (en los miembros superiores) son de jugar a la pelota, como todo chico”, aclaró Claudia. La Justicia pidió las imágenes de las cámaras de seguridad que se encuentran en el corredor aeróbico de San Miguel, donde la mujer cuenta que su hijo estaba jugando al fútbol, pero no se lo ve.
Serena desapareció el lunes a las 7 de la tarde. Salió de la escuela pero nunca llegó a su casa, en la localidad de Villa Trujuy. Su cuerpo fue hallado la mañana siguiente. Estaba boca abajo y presentaba múltiples lesiones de arma blanca.
Horas después del hallazgo, el fiscal Federico Luppi –a cargo de la instrucción– ordenó la detención de Lucas. En su casa hallaron un par de zapatillas manchadas con sangre y barro.

Nadia Galan