SOCIEDAD EL 26 DE JULIO EN EL GAUMONT

Reestrenarán la primera película argentina 3D, realizada en 1954

El mediometraje, dirigido por Luis Napoleón Duclout, fue recuperado del Archivo General de la Nación y restaurado por el Incaa TV. 

PERFIL COMPLETO

Foto:Gza. Incaatv

Con el 3D incorporado como parte de la experiencia de ir al cine, a primera vista no parecería novedoso que el 26 de julio, a las 15, en el Cine Gaumont, se proyecte una película en tres dimensiones acerca de la Ciudad, titulada –precisamente– Buenos Aires en relieve. Pero la novedad es que se trata de la primera película de la historia del cine argentino hecha íntegramente en ese formato... y que fue filmada a mediados del siglo pasado, en 1954. El mediometraje, dirigido por Luis Napoleón Duclout, fue recuperado del Archivo General de la Nación y restaurado a través del Programa de Recuperación del Patrimonio Cinematográfico de Incaa TV.

“El valor histórico de la película no es sólo mostrar la Buenos Aires de la época, sino también su asombroso desarrollo tecnológico, extraordinario para la época; hecha con técnicos y materiales argentinos en un momento en que la técnica de 3D era nueva en el mundo”, explicó Vanessa Ragone, directora ejecutiva de Incaa TV. “Eso nos llevó a trabajar en su restauración para que el público actual pueda acceder a un material muy poco difundido, que es parte del patrimonio cultural del país”, agregó.

Único en su técnica, el film incluye tomas aéreas y panorámicas. A mediados de los años 50, Buenos Aires era presentada como “la Capital de una Gran Nación”, y eso es lo que se mostraba: un paseo por los barrios icónicos y monumentos emblemáticos: la Avenida 9 de Julio, el Estadio Monumental, el Obelisco, una salida en el delta del Tigre o los bosques de Palermo son algunos de los lugares que podrán verse en 3D, pero como eran en 1954.  

También aparecen Juan Manuel Fangio y Benito Quinquela Martín. En ese momento, las tres dimensiones se veían a través de “anteojos” fabricados con Polaroids. Hoy, esas imágenes reviven en todo su esplendor: se restauró cada fotograma cuadro por cuadro –fueron más de 122 mil–, se corrigió el color y se le agregó sonido surround.



Clara Fernandez Escudero