SOCIEDAD TENDENCIA

Reinventar la industria con los vinilos, el soporte vintage que gana terreno

Existen cada vez más locales y encuentros organizados para que coleccionistas y melómanos puedan adquirir esas "joyas" en formato furor de décadas atrás. Qué sucede con la fabricación local.

Vinilos
Vinilos Foto:Twitter/ @djaviervidal

Existen cada vez más locales y encuentros organizados para que coleccionistas y melómanos puedan adquirirlos. Además de la calidad del sonido, que algunos consideran “superior” a la del CD, ofrece un detalle no menor: la artística de cada tapa de álbum. En Argentina, desde principio de los '90 no se fabrican en el país. Ahora, existen dos lugares están en condiciones de hacerlo. El jueves se realizó en Capital Federal la Noche de las Disquerías, y las estrellas del evento fueron justamente ellos: los vinilos.

Opiniones autorizadas

"De un tiempo a esta parte los clientes necesitaban alguien que les fabrique el vinilo en Argentina y como teníamos una relación de años y estaban conformes con el servicio, nos pidieron que nos introduzcamos en ese negocio. Al principio eramos un poco reacios a hacerlo porque si bien estamos emparentados y cercanos a la industria discográfica, lo nuestro es gráfica", precisó Mariano Morello, de la compañía gráfica Morello S.A.

"La materia prima para fabricarlo es importada, no se produce en el país. Sabíamos que había un mercado y contábamos con el apoyo de los clientes, por lo cual hicimos una inversión en maquinaria, materias primas y estamos funcionando", agregó. A su vez, calificó el furor de los último años por los vinilos como "un negocio de nicho, por lo cual un crecimiento que sea exponencial en un negocio de este tipo, si bien marca una tendencia, el volumen sigue siendo no muy demasiado grande".

"El vinilo es de alguna manera una experiencia sensorial: lo abrís, lo tenés, lo seleccionás, lo tocás, hay gente que lo huele, es decir, es una experiencia mucho más rica y relajante y compleja que escuchar música desde un formato digital o un CD. El packaging es fundamental, que por un tema de tamaño normalmente van todas las letras de los temas y tienen fotos a un tamaño mayor, es muy apreciado por el consumidor. Hay una especie de trazabilidad entre la grabación de la música y la reproducción del vinilo porque de no intervenir procesos digitales, de alguna manera hay  un correlato de cuando se hizo esta grabación y el momento en el cual te ponés a reproducirlo", definió.

"Si no lográs un sonido a la altura de lo que está demandando hoy el coleccionista, se corre el riesgo de que la gente descrea del formato, sobre todo cuando la música la tenés disponible en forma digital y gratuita. Tu sonido tiene que ser superador de lo que ya tenés para poder generar esta experiencia sensorial y relajante de sentarte a escuchar música". "En estos momentos tenemos una capacidad instalada de 50 mil unidades mensuales, y la idea es llegar a una de 150 mil para fin de año", contó Morello.

Por su parte, Nicolás Musco, gerente comercial de la empresa Láser Disc, sostiene que oír música en este soporte es “un elemento de relajación”. A su vez, manifiesta “el formato despierta curiosidad y genera aceptación" en la gente joven.

“Hubo un segmento de público que componen aquellos que escuchaban música clásica, jazz o tango, que son los que no abandonaron nunca el vinilo”, recordó y reconoció que en la actualidad “lo importante es el packaging”. Es una época donde “se vende mucha más música que hace 20 años, pero contando también las descargas en internet y demás (entre analógico y digital)”, precisa Musco.

Datos oficiales. Según la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (CAPIF), en 2015 la venta de vinilos "representó el 10 % de las ventas físicas (incluye CD, DVD, Vinilo, Blu ray -que es un porcentaje ínfimo-, y otros formatos de música). La misma "se apoya un 81% en CD’s, 8% DVD’s y vinilo 10 %. El vinilo ya aventajó al DVD en ventas el año pasado. Nosotros elaboramos anualmente un informe sobre el mercado argentino de la música, estos datos son de 2015. El jueves se hizo la Noche de las Disquerías y precisamente el formato estrella fue el vinilo, explicó Cecilia Sívori

En el mismo contexto detalló:“En 2014 el porcentaje de la venta de vinilos fue del 0,1 %, saltó al 10 % en un año. En 2015 volvió la fabricación nacional. Hay dos fábricas operativas, una de ellas Morello S.A. la cual se encargó de todos los vinilos que se vendieron en el evento de las disquerías. Se trata de la reedición que hizo Sony de clásicos del rock nacional (entre los que figuran álbumes de Sui Generis, Charly García, Los Fabulosos Cadillacs, Virus, Almendra). El hecho de que vuelvan a fabricarse acá, después de 25 años es súper importante", resumió.

Feria Vinilo Buenos Aires. Este sábado se realiza la sexta edición del encuentro donde vendedores, compradores y curiosos se juntan para en algunos casos, adquirirlos. La cita es en el Teatro Roxy (Niceto Vega 5542) de 11 a 20:30.

“El principal interesado es el coleccionista o el que junta música pero básicamente es a cualquiera que le interese el formato y  darse una vuelta por la feria. En ediciones anteriores pasó un promedio de 1300 personas”, explicó Marcelo Burnstein, uno de los organizadores del evento. 

Consultado sobre el boom de tener música en este formato, sostuvo: “Va a ser cada vez mayor y nosotros lo vemos en el hecho de que cada vez más gente quiere participar en la feria como puestero. Están los que históricamente tienen discos, que nunca los dejaron de tener, gente que se empezó a dedicar a venderlos porque los heredó o simplemente aquellos a los que les gusta el formato y la gente que se está dedicando a eso ahora”.

Una buena opción es entonces, desempolvar los tocadiscos que quedaron como reliquia en la casa de algún familiar, y disfrutar del sonido en este formato que al parecer, volvió para quedarse.