SOCIEDAD ECUADOR

Renunció la funcionaria que le auguró un final inevitable a las turistas argentinas

La subsecretaria de Turismo presentó la dimisión "irrevocable" a su cargo y pidió disculpas "como madre e hija" por sus dichos.

Foto:Cedoc

La Subsecretaria de Turismo de Ecuador, Cristina Rivadeneira, renunció a su cargo tras los polémicos dichos trascendidos ayer, en los que culpaba a las turistas mendocinas "seguro que les iba a pasar eso en cualquier lado porque de ahí se iban a ir jalando (haciendo) dedo hasta Argentina. Les iba a pasar algo tarde o temprano".

Hoy, dio marcha atrás y se mostró apenada por su accionar. "Me disculpo como madre e hija, mis expresiones no buscaron hacer daño a nadie, presento mi renuncia irrevocable al Ministerio de Turismo", indicó en su cuenta de Twitter la ahora ex funcionaria.

El ministro de Turismo de Ecuador había expresado su rechazo a los dichos de quién hasta hace horas fue su subordinada. "He leído declaraciones que desde Berlín habría hecho Cristina Rivadeneira. De ser ciertas, las rechazamos y desautorizamos totalmente", señaló Fernando Alvarado.

 Además, el Ministerio publicó ayer un comunicado remarcando el rechazo a esas declaraciones: "Las palabras de la funcionaria no coinciden bajo ningún concepto con la postura y visión que el Estado ecuatoriano y el Ministerio de Turismo guardan respecto al lamentable episodio ocurrido en Montañita".

Y agregó: "Los juicios de valor y lo manifestado por Rivadeneira, de ser ciertos, constituyen una declaración a título personal que no obedece a la postura oficial. Pedimos sentidas disculpas a los familiares de las víctimas y al pueblo argentino en general".

Esta cartera de Estado, luego de hacer la verificación correspondiente, aclarará de ser el caso o tomará la medida que corresponda para tan desventuradas expresiones".

El doble crimen de Montañita continúa bajo sospechas y especulaciones. Uno de los detenidos, que había admitido ayer su participación, modificó su testimonio. Dijo que fue "presionado".

Mientras tanto, los familiares de las víctimas pidieron al Gobierno de Ecuador "no deslindar responsabilidades" y evaluaron como "poco ético" que una funcionaria haya expresado que lo sucedido "pasó porque las chicas argentinas viajaban de mochileras haciendo dedo".

Cristian Pisano, cuñado de Marina Menegazzo, sostuvo que le pareció "muy poco ético, con baja humanidad" la postura de Rivadeneira, y expresó que un Estado democrático "debería garantizar la seguridad de las personas".

El hombre, que dio su testimonio en representación de las dos familias, pidió "esperar los plazos legales y a investigar antes de hablar".

"Lo único que quieren las dos familias es encontrar (oficialmente) a las chicas, ya que hasta que no esté en el expediente no es oficial. Llevarlas a casa. Repatriación y encontrar a los culpables directos", manifestó.

Además, quiso aclarar que las jóvenes "no pensaban volver a dedo hasta la Argentina, tenían pasaje aéreo desde Lima, y el viaje Guayaquil-Lima se iba a realizar en colectivo".

El nuevo embajador argentino en Ecuador, Luis Juez, a su vez consideró que la subsecretaria de Turismo "fue fuertemente desmentida y contradicha por sus propios superiores".

"Quedó claro que esas expresiones desafortunadas no son de ninguna manera compartidas por el gobierno de Ecuador", remarcó el exsenador, quién recibirá
las cartas credenciales en las próximas horas.

María José Coni y Marina Menegazzo fueron halladas muertas el 23 de febrero cerca de las playas de la localidad turística de Montañita, a 200 kilómetros de la ciudad de Guayaquil. Dos hombres fueron detenidos por el doble crimen pero los familiares de las jóvenes descreen de la versión oficial que investiga la Justicia ecuatoriana.



Redacción de Perfil.com