SOCIEDAD

Repercusiones psicológicas

PERFIL COMPLETO

En la actualidad vemos que va creciendo la tendencia casi compulsiva por parte de los padres de subir fotos y videos de sus hijos desde que son bebés, y muchas veces antes del nacimiento. De la misma manera que aumenta esta obsesión por mostrar todo en las redes sociales, también van a ir creciendo las repercusiones psicológicas que puede provocar la excesiva exposición de la vida personal.

Los cambios sociales han generado modificaciones en nuestros comportamientos, y los padres experimentan la necesidad de hacer público todo, sin mediar consecuencia alguna, tanto en lo psicológico como en los riesgos que ocasiona dar información personal a cualquier desconocido, ya que podemos ser víctimas de hackers, estafadores, psicópatas, etc.

Más allá de las modas y los cambios de costumbres que impone el sistema social, encontramos la historia y los procesos psicológicos que intervienen en los padres, lo cual los lleva a mostrar en las redes sociales todo lo que sus hijos hacen, sin tener presentes las problemáticas que pueden ocasionar en la psicología del niño. Muchos proyectan sobre sus hijos sus propias expectativas, olvidando que los chicos son individuos diferentes a ellos, con sus propios deseos e intereses. Esto se transforma en un problema para el niño porque va a tener que luchar para no sentirse culpable por no complacer el deseo de su padre y poder concretar sus propios intereses sin culpa. Al niño nadie le pregunta si quiere hacer pública o no su vida personal y privada, que va a quedar materializada en las redes.

*Psicólogo, director del Centro de Psicología Cognitiva.



Santiago Gómez