SOCIEDAD

Roban US$ 100 mil en joyas a argentinos

Fue en una vivienda. Las víctimas no se encontraban presentes.

Foto:Marcelo Tucuna

Desde Punta del Este

Otra familia argentina fue víctima de un robo en Punta del Este. Esta vez el caso ocurrió en el barrio residencial de San Rafael, donde un grupo de delincuentes se llevó cinco joyas valuadas en 100 mil dólares y 3 mil en efectivo.

Los autores entraron por una puerta de vidrio corrediza que da al fondo de la vivienda, no hurgaron demasiado y fueron directo a un dormitorio vacío, que los propietarios utilizaban como depósito. Allí dieron con una valija con candado, la abrieron y encontraron una cartera que contenía anillos, aros y una cadena, según dijeron a PERFIL fuentes policiales.

Ni la pareja de argentinos ni sus hijos, que estaban en el interior de la casa, se percataron del ingreso de los ladrones. Recién al día siguiente advirtieron el robo. La policía local aún busca a los responsables del delito, sin indicios de su identidad hasta el momento.

Según las fuentes, se trató del cuarto robo por una suma considerable en lo que va de la temporada estival en el lujoso balneario uruguayo.

El anterior había ocurrido hace diez días en una casa cercana a Montoya, pasando el puente de La Barra. Cinco jóvenes argentinos habían alquilado la vivienda y, al bajar por una hora a la playa, fueron desvalijados: el ladrón se llevó 20 mil dólares en efectivo que habían dejado dentro. El autor está identificado pero se fugó de su hogar y está siendo buscado.

Días antes se produjo un caso similar en un domicilio cerca del puente de La Barra, donde robaron 15 mil dólares que correspondían al pago de un alquiler. También ingresaron en una casa ubicada en la avenida Francia, cerca de la Península, y robaron joyas y dinero valuados en 30 mil dólares a una familia argentina. Ambos delitos continúan sin aclararse.

La policía de Punta del Este, preocupada por estos delitos, aumentó este año la cantidad de efectivos que prestan servicio en la temporada e incorporó patrullaje aéreo y coordinación satelital de sus unidades mediante GPS, que se suman a las cámaras de videovigilancia instaladas en puntos de alto tránsito.


Felipe Llambias