SOCIEDAD CYNTHIA, SU MANO DERECHA

“Ruti” delegaba todo el poder en una joven peruana de 28 años

PERFIL COMPLETO

En la causa que investiga los negocios de la banda de Ruti en la Villa 31 figuran más de veinte nombres. Hay de todo. Desde sicarios hasta mujeres. Una de ellas es Cynthia Huamani Zambrano (28), una joven de origen peruano que aparece como la mano derecha del ex Sendero Luminoso.
Humani Zambrano, conocida como “Chata”, fue detenida el 24 de octubre del año pasado en su casa del partido bonaerense de San Martín. Un mes después quedó procesada como coautora de los delitos de “tráfico ilícito de sustancias estupefacientes en la modalidad comercio, agravado por la intervención de tres o más personas organizadas para cometerlo, y acopio de armas de fuego, sus piezas y municiones, ambos en concurso real entre sí”.
Para los investigadores esta mujer sería la encargada de brindar “las directrices en la villa, así como también de la distribución de la droga y el control cotidiano de los puntos de venta al menudeo”, una tarea que habría heredado de otra capo narco que fue detenida en octubre de 2012: Luz Marina Miranda Bendezú, alias “Doña Luz”.
Chata estaba a cargo de un ejército de dealers, en un sector de la villa conocido como “el pasillo de los transas”, pero además tenía tres sicarios que supuestamente respondían a sus órdenes y que habrían ejecutado a un hombre que presuntamente amenazaba el negocio: Willington Gallegos Guzmán.
Según fuentes judiciales, manejaba el negocio en una casilla del interior de la villa, aunque vivía en San Martín. Cuando allanaron su casa secuestraron más de 5 kilos de cocaína, cinco armas, 71 cartuchos de distintos calibres y hasta una granada de origen francés.
En la repisa de su habitación, por ejemplo, hallaron una bolsa con 16 cartuchos calibre 22.

L.N.