SOCIEDAD LA CONCESION ES POR CINCO AÑOS

Saavedra: polémica por la instalación de un microestadio de rugby

PERFIL COMPLETO

Foto:Gentileza Uar

Los vecinos de Saavedra, agrupados en la ONG Vecinos por la Ecología, se oponen a la construcción de un microestadio para la práctica de rugby dentro del Parque Sarmiento. El estadio será para 10 mil personas y se construirá con estructuras tubulares; es decir, será de carácter temporario y removible, pero planean instalarlo allí por cinco años.
La iniciativa es impulsada por la Unión Argentina de Rugby (UAR) y cuenta con el aval del gobierno porteño, a través de la Subsecretaría de Deportes de la Ciudad que dirige Francisco Irarrázabal, un ex Puma. “Van a ocupar un sector donde está la pista de atletismo y la única cancha de fútbol en condiciones que queda en el parque. Es un área, además, muy utilizada por los alumnos de las escuelas primarias del barrio. Mientras dure la concesión, no van a poder usarlo”, aseguró Hugo Campos, integrante de la ONG. “No tuvieron en cuenta el impacto ambiental que representa construir un estadio en el lugar. Seguimos perdiendo espacios verdes”, agregó.   
Según pudo averiguar PERFIL, las obras del estadio comenzarán a ejecutarse en las próximas semanas. El objetivo es que esté terminado en febrero próximo, cuando se dispute en el país el torneo de rugby Súper XV, el campeonato profesional más importante de la disciplina en el hemisferio sur. Además de la Argentina, que participará por primera vez, jugarán equipos de Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica.

Pocos espacios públicos. Los vecinos sostienen que sólo una tercera parte de las 69 hectáreas del parque puede utilizarse libremente; entre ellas, la pista de atletismo y la cancha de fútbol. El resto de las disciplinas están concesionadas, como las canchas de tenis, el área de golf y la pista de BMX.  “Apuntan al deterioro de un lugar público en beneficio del sector privado”, enfatizó Campos.
En el lugar, además, se encuentran los reservorios de agua que instaló el gobierno porteño para evitar que la zona de Saavedra se inunde. El acuerdo de concesión entre la UAR y el gobierno porteño será por cinco años y se prevé que allí, además de los partidos del torneo Súper XV, el lugar sea utilizado por los seleccionados de Los Pumas para entrenar. Desde la Subsecretaría de Deportes porteña señalan que la pista de atletismo casi no se usa y que el césped no se va a tocar. “Las estructuras tubulares se van a apoyar en la pista. La única estructura de cemento que va a tener el estadio será una tribuna, que ya existe. La vamos a demoler y a reconstruirla con vestuarios y baños acordes a una competencia del nivel del Súper XV”, señaló Irarrázabal a PERFIL. Desde la UAR, en tanto, señalan que el área  fue elegida por ubicarse en el centro del predio, sin alterar los bordes del parque y no afectar el espacio urbano perimetral del barrio y su tejido urbano.



C.C.