SOCIEDAD FEMICIDIO EN LOMAS DE ZAMORA

Salió de la cárcel, violó la restricción perimetral y mató a su ex pareja

.

Disturbios. Vecinos quisieron linchar a Obregón tras su detención (izq.). La víctima, Rocío Belén Zárate.
Disturbios. Vecinos quisieron linchar a Obregón tras su detención (izq.). La víctima, Rocío Belén Zárate. Foto:Captura web
Un hombre que había sido liberado hace 17 días luego de haber estado preso por violar una restricción perimetral,  mató ayer a puñaladas a su ex mujer delante de sus cuatro hijas de entre 1 y 8 años, y estuvo escondido durante cuatro horas hasta que fue detenido en una casa lindera, en Lomas de Zamora. Tras la detención, hubo disturbios entre la policía y un grupo de vecinos que querían lincharlo.

El hecho ocurrió alrededor de las 8.20 en una vivienda de la calle O’Higgins 688 y Potosí, en Parque Barón, en el sur bonaerense. Tras un llamado de alerta al 911, la policía encontró a la víctima, identificada como Rocío Belén Zárate Martínez (27), tirada boca abajo en el piso de la cocina de la vivienda. Según las fuentes oficiales, el crimen fue presenciado por sus cuatro hijas de 8, 6, 5 años y una beba de menos de un año, cuyos gritos de auxilio alertaron a los vecinos, que se comunicaron con el 911.

El presunto autor del femicidio fue identificado como Lucas Obregón (30), ex pareja de Zárate, sobre quien regía una restricción perimetral. Pero, según los vecinos, el hombre “iba a hostigarla en forma permanente”.

Fuentes policiales agregaron que Obregón estuvo detenido entre el 27 de diciembre y el 1º de febrero pasado “por haber violado las perimetrales” que la Justicia había ordenado por las denuncias por violencia de género que había formulado la víctima en su contra.

Si bien la escena del crimen se llenó de policías de la comisaría 9ª de Lomas de Zamora, con jurisdicción en la zona, y de peritos de Policía Científica, el presunto femicida logró permanecer oculto durante cuatro horas en la casa lindera hasta que el dueño lo descubrió escondido en un galpón y fue detenido por la policía.
Detectives de la DDI de Lomas de Zamora detuvieron a Obregón, pero tuvieron que resguardarlo y evacuarlo de la zona porque un grupo de vecinos se acercó para lincharlo. Los manifestantes arrojaron piedras y ocasionaron algunos destrozos, por lo que la policía disparó algunas balas de goma para dispersarlos.

Avisos infructuosos. La hija de la dueña de la casa donde vivía la víctima con sus cuatro hijas indicó que Obregón fue visto alrededor de las 5 de la mañana en la zona, pero que esperó hasta pasadas las 8 de la mañana, cuando su madre sacó el auto y se fue a trabajar, para entrar a la casa y cometer el crimen.
“La mató cuando salió mi mamá. Las nenas empezaron a llorar y vinieron los vecinos. A las chicas las tuvieron que sacar por arriba porque el portón estaba con candado”, relató la mujer al canal C5N.

Otra mujer se quejó de que “la policía estuvo muchísimas horas y no revisó ni una casa” y dijo que la detención de Obregón “se dio de casualidad”, cuando el vecino de la vivienda lindera regresó de hacer unas compras y lo encontró escondido en la puerta de un galpón.
“Cada vez que venía, le pegaba”, declaró otra vecina, que aseguró que Zárate “tenía un botón antipánico, que “evidentemente no funcionaba porque (Obregón) venía como loco en la moto y hacía desastres”, agregó a su vez la testigo.


Temas: