SOCIEDAD POLEMICA POR EL PLAN DE OBRAS


Sarmiento: dicen que, sin frenos automáticos, “habrá error humano”

Así lo explicó Marcelo Orfila, titular de Trenes Argentinos Operaciones. Además, agregó que "la infraestructura está en estado crítico".

Accidente. El jueves, una formación descarriló en Liniers.
Accidente. El jueves, una formación descarriló en Liniers.
Foto:Cedoc Perfil
Tras el descarrilamiento producido el jueves pasado en la estación Liniers del ferrocarril Sarmiento, que dejó 13 heridos en distintos hospitales porteños, las autoridades ferroviarias nacionales aseguraron ayer que, aunque “el servicio es seguro, la infraestructura (del Sarmiento) está en estado crítico”, y que “hasta que no lleguen los frenos automáticos, errores humanos como éste persistirán”, según declaró Marcelo Orfila, titular de Trenes Argentinos Operaciones, en una conferencia de prensa donde presentaron el estado del plan de obras y mejoras de la línea (ver aparte). 

Los frenos ATS, que disminuyen los riesgos de accidentes como el de esta semana, “recién estarán disponibles a mediados del año próximo”, y deberán invertirse en ellos unos $ 1.200 millones. En tanto, mejorar el estado general de infraestructura de la línea que une Once con Moreno demandará una inversión total de 8 mil millones de pesos, que según el funcionario se desarrollará de aquí a 2019

Orfila explicó que, si bien se compró material rodante nuevo, para poder trabajar en la remodelación de la infraestructura de las vías y las estaciones “se tuvieron que montar andenes provisorios a casi 200 metros de las estaciones hasta que se readecúen los existentes”. 

Según el responsable del ente, el sistema de señalamiento “es obsoleto”, porque data de 1960 y el de barreras debería “funcionar correctamente dentro de un año, a mediados de 2017”, al igual que las remodelaciones en casillas de los guardabarreras y los talleres. Las obras en las vías, en tanto, estarán finalizadas en los últimos meses de 2017. 

Enfrentados. Consultado sobre la participación de los gremios en el plan de obras, Orfila dijo que “los delegados del Sarmiento nunca asistieron, aunque estaban invitados”. Rubén Sobrero, jefe de la seccional Oeste de la Unión Ferroviaria, advirtió a su vez que desde el cambio de gobierno el ritmo en las obras “bajó” y que el ministro Guillermo Dietrich “no conoce del tema”. 

Nuevas subestaciones. Ayer, Orfila explicó en detalle el plan de obras y evolución del Sarmiento, entre las que destacó como prioritarios no sólo el reemplazo de vías y la colocación de barreras, sino además la construcción de tres subestaciones eléctricas para alimentar a las formaciones en las estaciones de Liniers, Ituzaingó y San Antonio de Padua. “El sistema eléctrico es de la década del 30 y nunca se invirtió en él. Estas terminales darán más potencia a los trenes y permitirán mejorar las frecuencias de la línea”, dijo. Otro punto que destacó Orfila fue la remodelación y construcción de las estaciones del ramal. “Buscamos tener todas las estaciones listas a fines del año próximo. Para diciembre de este año, Villa Luro, Liniers, Padua, Paso del Rey y Moreno quedarán remodeladas a nuevo, con más tecnología”, agregó.