SOCIEDAD EN FACULTADES DE LA UBA

Se disfrazan como personajes de series para enseñar Derecho

Docentes toman ejemplos de Game of Thrones y House of Cards. También usan a Batman para explicar temas de ciencia política.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

En el salón de actos de la Facultad de Derecho de la UBA, un profesor vestido con capa, pechera y espada expone frente a 500 alumnos. Se trata de la conferencia “El Derecho en Game of Thrones”, y el docente –disfrazado de un personaje de la serie– debate sobre Historia del Derecho a partir de una de las ficciones más exitosas. En la misma línea, Batman, Superman y Linterna Verde también fueron el mes pasado inspiración para la conferencia “Superhéroes y Derecho”, con 250 personas en la misma facultad.

Según Ricardo Rabinovich-Berkman, director del Departamento de Ciencias Sociales de la Facultad de Derecho de la UBA, se trata de “volver a la pedagogía” a través de elementos que sean cercanos a los alumnos. “Las ficciones consiguen recrear un ambiente, y aunque no sean una reconstrucción histórica perfecta, sirven para trabajar lo jurídico haciéndolo más atractivo”, señala. Y agrega que Batman, por ejemplo, “es un caso emblemático de cuando el cumplimiento de las normas descansa sobre un delincuente”. Así, en la última charla, “Superhéroes desde la Visión Sociojurídica”, diez profesores debatieron con alumnos sobre la justicia y la ineficacia del sistema policial a partir del personaje.

En la Facultad de Ciencias Sociales los alumnos también organizaron “Politólogos seriales”, dos charlas en las que profesores de Ciencia Política analizaron las ficciones House of Cards, Batman y The Americans, entre otras. “Hay docentes que usan películas para explicar cuestiones de la carrera, como pueden ser las revoluciones o el sistema de partidos estadounidense”, dice Sebastián Gruz, de la agrupación Clivaje, a cargo de la actividad.

Para Rabinovich, sin embargo, “no es pedagogía moderna: incluso Platón armaba obras de teatro en sus clases”. Y agrega: “Lo académico no tiene que ser aburrido, y los docentes buscamos con estas actividades la profundidad científica, pero también un pensamiento libre y volar hasta donde se pueda”.



R.D.