SOCIEDAD HABIA ARROJADO UNA BENGALA EN MEDIO DEL SHOW

Se entregó el joven condenado por la muerte en el recital de La Renga

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil
Iván Fontán se tomó 48 horas para entregarse. El joven de 27 años, condenado a nueve años y medio de prisión por haber arrojado una bengala en un recital de La Renga y provocado la muerte a un espectador, se presentó ayer en la Brigada de Investigaciones de Bahía Blanca y automáticamente quedó detenido.
Fontán había sido sentenciado el miércoles pasado por la muerte de Miguel “Keko” Ramírez, ocurrida en 2011. Como no presenció la última audiencia del juicio que se llevó a cabo en la ciudad de La Plata, los jueces que lo condenaron ordenaron su inmediata detención. Ese mismo día, una comisión policial fue a buscarlo a su casa de Coronel Dorrego, pero Fontán no estaba.   
“Se tomó el tiempo de resolver un montón de cosas, como se tienen que resolver ante el tiempo de espera de detención”, justificó su abogado, Gustavo Avellaneda, quien lo acompañó hasta la sede policial.
El letrado explicó que el chico no esperaba una condena y que la decisión del tribunal “le ocasionó un shock emocional”. Según el abogado, “al principio se fue de la casa y estuvo pensando, primero solo y después con su familia, en todo lo que se viene”.
“Luego –indicó Avellaneda en diálogo con C5N– arregló obligaciones, papeles. No olvidemos que Iván, a partir de esto, puede perder su trabajo, un trabajo importante en una empresa de Bahía Blanca, y obligaciones contraídas. Se tomó el tiempo para hacer todo eso y emprolijar todo antes de su entrega, que se está haciendo efectiva en este momento”.
Según fuentes penitenciarias consultadas por PERFIL, Fontán será trasladado en las próximas horas a la Unidad 19 de Saavedra, un penal de régimen semiabierto ubicado a unos 100 kilómetros de Bahía Blanca. Allí está preso Juan Ignacio Suris, el ex novio de Mónica Farro, acusado de formar parte de una banda de narcotraficantes.   
El caso por el que fue condenado Fontán ocurrió el 30 de abril de 2011, en el autódromo platense Roberto Mouras. El acusado reconoció que arrojó la bengala en el recital de La Renga.
De acuerdo con el informe forense, el proyectil impactó “en la zona cervical y le fracturó el maxilar inferior derecho y la primera costilla” a Ramírez, de 32 años, lo que le ocasionó la muerte una semana después en el hospital de Melchor Romero.
En el fallo, los jueces entendieron como agravante que la bengala haya sido arrojada “aprovechando” que se habían apagado las luces durante el inicio del recital y que no haya evaluado la posibilidad del daño que podía causar un proyectil con ese poder de fuego.

L.N.