SOCIEDAD


Se reanudó el servicio de subte en la línea C

El servicio estuvo bloqueado por trabajadores en protesta por instalación de máquinas para recargar la tarjeta Sube.


Foto:DyN

La línea C de subtes reanudó a las 7 de la mañana su servicio tras permanecer suspendido durante dos horas a raíz de una protesta en la estación Diagonal Norte realizada por trabajadores de la Asociación Gremial de Trabajores del Subte y Premetro (AGTSyP) .

Según informó la empresa Metrovías, "esta medida sorpresiva y absolutamente injustificada tiene su origen en un conflicto de carácter interno en el gremio con motivo del rechazo a la instalación de Terminales Auto Servicio (TAS) en el subte".

Es que en las últimas horas, el Gobierno porteño informó que se habilitarían 45 terminales para la recarga automática de las tarjetas del Sistema Único del Boleto Electrónico (SUBE) a lo largo de la línea D del subte (Plaza de Mayo-Congreso de Tucumán).

Esto representa la primera etapa de un plan para instalar un total de 250 máquinas en toda la red hasta fines de julio, con el fin de agilizar el trámite para los usuarios y evitar que se formen largas colas en las boleterías.

Este proyecto, que ya se encuentra en implementación, fue aceptado y ratificado "tanto por el sindicato UTA en un acta firmada el 18 de abril en la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad de Buenos Aires como por AGTSyP durante las negociaciones en curso ante la misma Subsecretaria", asegura Metrovías. Además de esto y previo a la firma, "la AGTSyP llevó a cabo distintos procesos de consulta, entre ellos un plebiscito y un plenario, en los cuales el personal agremiado votó en amplia mayoría por el avance de este proyecto".

En el día de ayer, el propio Secretario General de la AGTSyP manifestó en declaraciones periodísticas lo siguiente: "Ya en agosto de 2013 firmamos un acuerdo con Sbase y Metrovías por la colocación de las máquinas. En él se nos garantizó que conservarían la dotación existente de boleteros a ese momento, así como la incorporación de tres boleteros por cada estación nueva inaugurada. Hasta ahora vienen cumpliendo".

Los "metrodelegados" pretenden hoy que se mantenga la recarga que hacen los trabajadores en las estaciones. El delegado del gremio Facundo Ayala dijo que la medida, iniciada a las 5, se concretó "en defensa de los puestos de trabajo".

Ante esto, Metrovías criticó: "Resulta repudiable que nuevamente se diriman posiciones gremiales tomando a los usuarios de rehenes e impidiendo el normal funcionamiento del servicio que utilizan miles de personas".

La línea C une las estaciones de Constitución-Retiro, por donde transitan diariamente más de 150 mil usuarios.



Redacción de Perfil.com