SOCIEDAD TRAS LA MUERTE DE UN ALUMNO EN SANTA FE

Sileoni manifestó su preocupación por los casos de violencia escolar

agencias

El ministro de Educación nacional, Alberto Sileoni, manifestó ayer la “preocupación” de las autoridades por los casos de bullying, y admitió que en los últimos tiempos hubo “algún incremento” de los comportamientos sociales agresivos.

Por ese motivo, Sileoni reivindicó la Guía Federal de Convivencia Democrática, elaborada por el Consejo Federal de Educación, que fue presentada esta semana a fin de orientar el accionar de los docentes, que diariamente se encuentran ante situaciones de violencia en los establecimientos educativos.

“Estamos preocupados. Algunos de estos casos se pueden resolver y otros terminan en una vereda con un homicidio y eso es tremendo, doloroso; es un retroceso”, dijo en referencia al caso ocurrido el jueves por la noche en Santa Fe, donde un joven de 17 años asesinó a puñaladas a un compañero de escuela de 16.

En paralelo, el funcionario reconoció que “pudo haber algún incremento en el último tiempo de algunas circunstancias que no son nuevas, como exclusiones, insultos, burlas, gritos y algunas cuestiones de armas en las escuelas”.

Como clave para encontrar una solución al problema, Sileoni sostuvo que “existe una necesidad de ratificar el vínculo asimétrico entre docentes y alumnos. La escuela no se gobierna por una asamblea de docentes y alumnos, es gobernada por los adultos”. Y por otro lado, recalcó la importancia del diálogo de los padres con sus hijos. “La mesa familiar y la casa son el primer formador; si el pibe vuelve a casa y dice ‘hoy me pegaron’ y el mensaje es ‘matalo’, la escuela tiene que desmontar después ladrillo por ladrillo esa construcción”, advirtió.

Prófugo. Al cierre de esta edición, el joven de 17 años que atacó a puñaladas a Joel Soto, un alumno de 16 de la escuela Luis María Drago en el barrio Sargento Cabral, en la ciudad de Santa Fe, seguía prófugo.

Luego de asesinar a su compañero en la puerta del colegio al que asistían, el responsable del fatal ataque escapó corriendo hacia el norte de la ciudad.

Los padres del prófugo declararon ante el fiscal a cargo de la causa, Ricardo Fessia, para colaborar en la investigación, aunque admitieron desconocer el paradero de su hijo. Ayer se realizaron rastrillajes por distintos barrios pero no obtuvieron ninguna información al respecto.

Debido a lo que sucedió, en el establecimiento permanecen suspendidas las clases y las autoridades de los tres turnos se reunieron el viernes para encontrar un punto de acuerdo en el reinicio de las clases.



Redacción de Perfil.com