SOCIEDAD EXPEDICION DE UNA ANDINISTA ARGENTINA EN CANADA

Sobrevivió cuatro días sola en la montaña y fue rescatada

“Ninguna cumbre me podría haber hecho tan feliz”, escribió en su cuenta de Facebook Camilo Rada, al anunciar el rescate exitoso de su novia, Natalia Martínez, la argentina de 37 años que tuvo que resistir por cuatro días, sola y casi sin dormir, vientos de hasta 100 kilómetros por hora y temperaturas bajo cero, a más de 3 mil metros de altura en el monte Logan, la montaña más alta de Canadá.

Final feliz. Natalia Martínez (de fucsia), con el equipo que logró rescatarla del monte Logan.
Final feliz. Natalia Martínez (de fucsia), con el equipo que logró rescatarla del monte Logan. Foto:cedoc

“Ninguna cumbre me podría haber hecho tan feliz”, escribió en su cuenta de Facebook Camilo Rada, al anunciar el rescate exitoso de su novia, Natalia Martínez, la argentina de 37 años que tuvo que resistir por cuatro días, sola y casi sin dormir, vientos de hasta 100 kilómetros por hora y temperaturas bajo cero, a más de 3 mil metros de altura en el monte Logan, la montaña más alta de Canadá.

“Se organizaron muy bien, sobrevolaron el lugar junto con un avión de línea turista para que comprobara la visibilidad y junto con los datos que pasaba Natalia (a través de un teléfono satelital), un helicóptero pudo llegar a su rescate”, contó a Télam su hermana, Graciela Martínez. Y aclaró: “Su ánimo es bueno, estaba tranquila pero se sentía frustrada por no haber hecho cumbre, los alpinistas tienen esta mentalidad, su objetivo y nada más”.

En principio, el operativo había sido postergado para el viernes a la madrugada, pero un piloto que sobrevolaba la zona, de Icefield Discovery, un campamento glaciar donde se pueden hacer actividades de montaña, avisó que habían mejorado las condiciones y se revirtió la decisión.

Finalmente, la mujer fue rescatada a las 22.30, hora local (2.30 de la Argentina, de ayer) y fue Rada quien difundió la noticia a través del portal Expenews.com, que permite seguir travesías en tiempo real: “¡Natalia está de regreso sana y salva! ¡No puedo estar más feliz en este momento!, anunció emocionado.

Natalia es una experta montañista, instructora de esquí y guía de montaña con más de 15 años de experiencia, oriunda de San Rafael, Mendoza. Vive en Vancouver junto a su novio, un geólogo que fue a estudiar una maestría, y juntos hacen expediciones de investigación.

En este caso, ella había decidido emprender su viaje sola, con el objetivo de llegar hasta la cumbre del monte, a 5.959 metros de altura. Sólo serían dos semanas de expedición, y en nueve días había pasado la zona más difícil cuando se produjo una avalancha, a causa de dos sismos de gran magnitud, de 6,2 y 6,3 en la escala de Richter, a 215 kilómetros de distancia desde donde ella se encontraba, mientras dormía en su refugio. “Natalia estaba en un buen lugar pero tuvo que bajar cuando comenzó el mal tiempo y no podía ser rescatada ni salir por sus propios medios”, detalló Graciela.

Y destacó los conocimientos de su hermana a la hora de pasar momentos críticos. “Escaló muchas veces, incluso subió el Aconcagua, estuvo en el Everest, y con su novio tienen un proyecto para buscar información sobre las montañas en el sur argentino, no es una improvisada ni estaba perdida”, afirmó. Finalmente, regresó a casa y se la pudo ver en todas las fotos con una sonrisa en la base de Icefield Discovery, en el Parque Nacional de Kluane, en Canadá.



Temas: