SOCIEDAD PRESENTACION DEL W20

Sólo hay una mujer cada tres varones en firmas tecnológicas

Una mayor inserción femenina en el rubro podría reducir la brecha salarial con los hombres un 25% en los próximos diez años. Agrupaciones de chicas buscan un cambio.

Hackaton. Encuentro de MediaChicas para generar proyectos.
Hackaton. Encuentro de MediaChicas para generar proyectos. Foto:mediachicas

Uno de los reclamos que tuvo la marcha del #8N fue el fin de la brecha salarial. Según informes internacionales, reducirla podría costarles a los países –donde por cada cien pesos que gana una mujer los hombres pueden llegar a ganar hasta el doble por el mismo puesto– hasta más de cincuenta años. Sin embargo, una de las principales conclusiones en la reciente presentación del W20 en el país (el foro de género del G20, del que es parte Cippec) estipula que una mayor inserción de mujeres en el mundo de la tecnología podría reducir la brecha un 25% en los próximos diez años, o incluso, en los países más desarrollados, cerrarla en la mitad de tiempo.

“La industria tecnológica ofrece oportunidades para que las mujeres se desempeñen en empleos calificados, sin embargo la inserción aún es muy baja”, explicó Gloria Bonder, de Flacso. Según datos presentados por Bonder, cada tres hombres en empresas TIC hay una mujer, y según Unesco, en los últimos años bajó de 20% a 15% la cantidad de mujeres inscriptas en estas carreras, frente a una curva ascendente en los hombres. Así, mientras que el 42% de los hombres busca compañías digitales para trabajar, sólo el 17% de las mujeres lo hace. Y mientras que el 76% de los hombres hizo alguna materia de informática o programación, en las mujeres baja a 58%.

Más información. Para las mujeres que participan del mundo TIC, el acceso a información acerca de carreras vinculadas a tecnología o a herramientas digitales es clave. “Cuando empecé a estudiar Sistemas éramos dos chicas entre cuarenta hombres. Eso se mantiene y creo que es por falta de información y fomento del estudio de las ciencias duras en primaria y secundaria. Muchas chicas no saben de qué se trata la carrera, ni del abanico de posibilidades que ofrece hoy con las nuevas tecnologías”, cuenta Stella Loiacono (42), directora de Tecnología de IBM. En muchas empresas del rubro cuando se abren vacantes son más hombres que mujeres los que aplican. “El hombre se arriesga aun sin cumplir todos los requisitos, nosotras no. Nos falta trabajar más la actitud de negociar y pelear los puestos”, aporta.

Hablar de “fluidez digital”, explican los expertos, “tiene el poder de acelerar el progreso hacia la igualdad de género”, ya que “graduarse en carreras relacionadas con la ciencia, la tecnología, la ingeniería y la matemática aumenta en un 19% las oportunidades de una mujer de trabajar en una industria bien remunerada”. “Además, el 37% de las mujeres que llegan a puestos gerenciales altos estudiaron carreras afines a estas disciplinas”, según se manifestó en otro informe presentado por Accenture. Pero aun “los estudiantes hombres son dos veces más proclives que las mujeres a seguir carreras en ciencias de la computación o ingeniería”.

Para cambiar eso crecen en el país las comunidades de jóvenes como Chicas en Tecnología, que realizan eventos con adolescentes de 13 a 16 años donde aprenden a desarrollar aplicaciones móviles. “Programar es encontrar soluciones automáticas a problemas, y queremos que para las chicas sea una opción”, dice Carolina Hadad, programadora y codirectora del programa que lleva tres ediciones, con 75 egresadas de 25 escuelas.

Women Techmakers es la comunidad de Google que ahora tiene su capítulo local, con charlas y eventos como Chicas Hackers, con referentes del sector. “Siempre me gustó la idea de que programando podía llegar a crear cosas, y eso busco transmitir. La brecha siempre existió, y existe porque las chicas todavía no se animan a participar; pero si te sabés acomodar te abre muchas oportunidades”, agrega su organizadora, Laura Morinigo, de GDG Río de la Plata.