SOCIEDAD EL MISTERIO DEL SUBMARINO

"Anomalía hidroacústica": por qué la pista central emergió una semana después

A raíz de un hallazgo realizado por analistas de EE.UU., la Armada vuelve a buscar en el punto inicial donde comenzó la búsqueda. De qué se trata.

El submarino de la Armada Argentina ARA San Juan.
El submarino de la Armada Argentina ARA San Juan. Foto:Télam

Hasta ahora, la nueva pista pareciera ser la más sólida de las que recibió la Armada Argentina, que busca desesperadamente el paradero del submarino ARA San Juan, desaparecido hace siete días en la zona del Golfo San Jorge.

Se trata de una "anomalía hidroacústica que fue detectada 30 millas al norte de la última posición, en la misma línea de navegación hacia Mar del Plata", precisó este miércoles el vocero de la Armada, Enrique Balbi. Lo curioso es que el ruido detectado corresponde al miércoles 15 de noviembre a las 11 de la mañana, tan solo tres horas después del último contacto de la nave con su base de operaciones. 

¿Por qué el sonido de hace una semana recién fue captado por las autoridades a cargo del rescate este miércoles? Según explicó Balbi, la información está basada en un análisis exhaustivo centralizado en Estados Unidos y que en el día de la fecha se conoció el resultado final.

¿En qué consiste? La pista surgió del estudio de grabaciones submarinas realizadas con hidrófonos. Según explicaron fuentes de la investigación a la señal Todo Noticias, hay unos 16 hidrófonos distribuidos en todo el mundo, y su función es monitorear los sonidos de las profundidades del mar. Gracias al aporte de estas grabaciones recogidas por agencias de todo el mundo y analizadas en EE.UU, se lograron detectar ondas sonoras que coinciden con la fecha en la que se perdió contacto con el submarino.

Incluso, precisaron que el ruido tendría una magnitud tan grande que automáticamente se descartó que, como la primera falsa pista, se tratara de "ruidos biológicos".

Ahora se espera que los buques especializados con el más alto despliegue tecnológico vuelvan a la zona inicial de la búsqueda, adonde llegarían este miércoles por la noche para continuar con el operativo de rescate del submarino que tiene 44 personas a bordo.

Quiénes son los tripulantes. Capitán de fragata Pedro Martín Fernández, Teniente de navío Eliana María Krawczyk, Teniente de navío Fernando Ariel Mendoza, Teniente de Fragata Renzo David Martin Silva, Cabo segundo Fabricio Alejandro Alcaraz, Suboficial primero Hernán Ramón Rodríguez, Cabo principal Mario Armando Toconás, Suboficial segundo Víctor Marcelo Enríquez, Cabo principal Jorge Eduardo Valdez, Cabo principal Hugo Dante César Aramayo, Cabo principal Luis Esteban García, Cabo primero Luis Carlos Nolasco, Cabo primero David Adolfo Melián, Suboficial segundo Cayetano Hipólito Vargas, Teniente de navío Diego Manuel Wagner, Suboficial segundo Roberto Daniel Medina, Suboficial segundo Ricardo Gabriel Alfaro Rodríguez, Ramiro Arjona, Cabo principal Jorge Ariel Monzón, Suboficial principal Javier Alejandro Gallardo, Cabo principal Humberto René Vilte, Cabo principal Franco Javier Espinoza, Suboficial primero Walter Germán Real, Cabo primero Luis Niz, Fernando Santilli, Capitán de corbeta Jorge Ignacio Bergallo, Teniente de navío Fernando Vicente Villarreal, Teniente de fragata Adrián Zunda Meoqui, Teniente de fragata Juan Gabriel Viana, Suboficial primero Alberto Cipriano Sánchez, Suboficial segundo Ramiro Adalberto Pérez, Suboficial segundo Celso Oscar Vallejos, Suboficial segundo Hugo Arnaldo Herrera, Suboficial segundo Cesar Alberto Figueroa, Suboficial segundo Daniel Adrián Fernández, Cabo principal Cristian David Ibáñez, Cabo principal Jorge Isabelino Ortiz, Cabo primero Germán Oscar Suárez, Cabo primero Daniel Alejandro Polo, Cabo primero Juan del Corazón de Jesús Zuluaga, Cabo primero Leandro Fabián Cisneros, Cabo segundo Anibal Tolaba. 

Operativo. El buque noruego "Skandi Patagonia", de 93 metros y capacidad de 100 personas, posee una cámara presurizada que aportó la marina estadounidense que puede trasladar hasta 16 personas y soportar hasta 610 metros de profundidad, y pareciera ser la esperanza más firma con la que cuentan los familiares de los pasajeros, que se encuentran desesperados y con apoyo psicológico en Mar del Plata.